El pasado 14 de marzo España se puso de acuerdo para aplaudir al personal sanitario a las ocho de la tarde desde sus ventanas. Ahora, a través de las redes sociales, ha sido convocada a dar por finalizado este gesto de homenaje y agradecimiento «de una manera digna» este domingo, 17 de mayo.

Por esas redes está circulando un mensaje de texto en el que se invita a hacer «el mejor y más largo homenaje desde los balcones a toda la gente de sanidad y del resto de sectores que han brindado su trabajo y esfuerzo para protegernos y doblegar la pandemia».

La otra desescalada: la de los aplausos a los sanitarios desde los ...

La cita de los aplausos se ha alargado más de 60 días desde las ventanas de toda España, pero con la desescalada progresiva, este gesto de reconocimiento ha comenzado a perder intensidad y, por ello, se le quiere dar «un final digno».

Sin embargo, algunas plataformas, como la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), se han posicionado en contra de esta iniciativa a través de Twitter y han pedido que se sigan con los aplausos «hasta que esto termine».

Otras, piden que se mantengan las caceroladas de protesta de las 21:00 horas por lo que consideran como de ‘nefasta gestión’ que el gobierno de la nación liderado por Pedro Sánchez [PSOE] y Pablo Iglesias [Unidas Podemos], viene realizando de una pandemia que ya ha costado la vida a varias decenas de miles de españoles.


CACEROLADAS EN FERRAZ Y GALAPAGAR

Durante media hora, varios centenares de manifestantes recorrieron la madrileña calle Ferraz, donde se encuentra la sede nacional del PSOE, portando banderas españolas para pedir «libertad» al Ejecutivo ante el estado de alarma que rige en el país con motivo de la pandemia del coronavirus. Los participantes permanecieron todo el tiempo en movimiento y respetando la distancia de seguridad sin que haya trascendido detenciones ni identificación de ningún ciudadano por altercados.

También a La Navata, la urbanización de Galapagar (Madrid) en la que residen el vicepresidente Pablo Iglesias y la ministra de Igualdad, Irene Montero, se produjeron caceroladas

Los vecinos de Pablo Iglesias sacaron la pasada tarde las cacerolas para mostrar su indignación contra el Gobierno.

Como muestra el vídeo que acompaña a esta noticia, los residentes de Galapagar, varios de ellos cubiertos con la bandera española, recorrieron las calles de La Navata tocando la cacerola para exigir la dimisión del Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.