El Teatro de la Maestranza de Sevilla presenta el espectáculo doble de ópera compuesto por ‘El dictador’ y ‘El emperador de la Atlántida’, dos obras que suponen “un canto a la libertad” y “una denuncia en contra de las dictaduras”, y que se representarán en el coliseo sevillano este viernes, el domingo 2 de diciembre y el martes 4 a partir de las 20,00 horas.

Así lo ha descrito el director artístico del teatro y director musical de ambas obras, Pedro Halffter, quien acompañado de los actores principales, ha presentado este lunes el espectáculo doble, del que ha afirmado “es muy difícil resumir en pocas palabras” lo que significa, pero ha explicado que se ha programado en noviembre para conmemorar los sucesos que tuvieron lugar en la ‘Noche de los Cristales Rotos’, toda vez que ha subrayado que ambas obras expresan la idea de que “no se puede vivir sin libertad de expresión” y suponen “un canto a la libertad”.

Resultado de imagen de El emperador de la Atlántida'

Además, ha destacado también que ‘El emperador de la Atlántida’, en concreto, es un homenaje a Viktor Ullmann, creador de la ópera, y a Peter Kien, creador de su libreto.

Ha explicado que esta obra fue escrita en un campo de concentración y que no se llegó a poner en escena porque Ullmann y Kien fueron trasladados después del ensayo general a otro campo, al de Auschwitz (Polonia), donde murieron gaseados el 18 de octubre de 1944, un hecho que, en su opinión, demuestra que “aún estando el ser humano en el peor lugar donde puede haber llegado a estar, la ópera y la cultura seguían siendo primordiales”.

“¿Hasta que punto eran conscientes de que su provocación les iba a costar la muerte? Hoy por hoy no podemos responder, pero, lo que sí queremos dejar claro es que tenemos que honrar a aquellas personas que fueron capaces de sacrificar lo máximo que ellos tenían por la supervivienda de la cultura”, ha reflexionado.

La obra ‘El dictador’ de Ernst Krenek es una ópera trágica en un acto y llega este viernes en estreno a España como una nueva producción del Teatro de la Maestranza. En ella actúan el barítono Martín Gantner en el papel del dictador; la soprano Natalia Labourdette en el papel de Charlotte; el tenor Vicente Ombuena Valls 
como Der Offizier (oficial); y la soprano Nicola Beller Carbone como María.

Por su parte, ‘El emperador de la Atlántida’, un acto y cuatro escenas, fue estrenada por primera vez en 1975 en Ámsterdan (Holanda) y en España en 2016 en Madrid como coproducción del Teatro de la Maestranza, Teatro Real de Madrid y del Palacio de las Artes Reina Sofía de Valencia. En ella actúan de nuevo Gantner, en el papel del emperador Overall; Ombuena Valls como soldado; Labourdette como ‘bubikopf’; y Carbone como el ‘tambor mayor’, además de David Lagardes haciendo el rol de ‘altoparlante’; Sava Emic representando a ‘La Muerte’; y José Luis Sola como el arlequín.

El espectáculo tiene una duración de una hora y 50 minutos y se realizará sin descanso intermedio, aunque sí incorpora entre ambas obras el ‘Adagio in memoriam Ana Frank’, en honor a la conocida víctima del holocausto nazi.

La dirección musical de ambas obras corre a cargo de Halffter, quien ha mencionado en su intervención varias veces al director de escena de ‘El emperador de la Atlántida’ en España, Gustavo Tambascio, que falleció en febrero de este año y con quien había trabajado previamente. En su ausencia, la reposición de la puesta en escena de esta ópera la ha realizado el sevillano Rafael Rodríguez Villalobos, quien también ha sido a su vez el director de escena de ‘El dictador’.

Resultado de imagen de El emperador de la Atlántida'

“PARA UN ALEMÁN, NO ES FÁCIL REPRESENTAR AL DICTADOR”

En su intervención, Rodríguez Villalobos ha señalado que los últimos días de ensayo han sido “una semana muy especial y emocionante”, al ser sevillano y por trabajar en el teatro donde decidió dedicarse a su profesión.

Asimismo, ha afirmado que es “una gran responsabilidad” retomar el trabajo de Tambascio en ‘El emperador de la Atlántida’, y sobre ‘El dictador’, ha añadido a las reflexiones de Hallfter que esta obra profundiza sobre la erótica del poder y “qué lleva a una persona a terminar siendo un dictador” y “a utilizar el poder con la sola finalidad de engrandecer su nombre”.

A su parecer, en esta obra hacen “una reflexión muy fuerte” a lo que ha sido la historia mundial en el siglo XX y que todavía tiene aplicación en el presente porque el Maestranza ha creado esta ópera “alejada completamente de la anécdota”. “No queríamos hacer referencia a nadie concreto, queremos hacer referencia a aquello que une a todos los gobernantes que son unos dictadores y hacer una referencia anacrónica”.

Por su parte, el alemán Martín Gantner, que hace de villano en ambas obras, ha aseverado que “para un alemán no es muy fácil esa tarea”, y ha apuntado sobre su papel de dictador que este se centra en “un tema absurdo que se trata de una manera cómica y ligera”, y que lo interesante en esa obra es “cómo siempre se sale con la suya”.

Respecto a su papel de emperador Overall, ha destacado el sentido que cobra la obra al final cuando su personaje “tiene que descubrir que él también tiene que obedecer las leyes de la vida y que hay un poder por encima de él, que es la muerte”.

La soprano Nicola Beller Carbone se ha centrado más en el espectáculo en general al razonar que con su papel vuelve a sus “primeras andanzas” y que las obras, a pesar de que tratan un tema “muy problemático”, están realizadas en “una clave divertida”.

Por último, Savac Emi se ha congratulado de realizar el papel de ‘La Muerte’ en ‘El emperador de la Atlántida’ porque, “es el rol de un héroe que, en cierta forma, para la guerra”, mientras que Natalia Labourdette ha confesado que aprenderse sus papeles “le ha costado paciencia y un poco de desesperación”, y que las obras “no incitan sino que invitan a pensar”.

Como conclusión, Halffter ha afirmado que “es importante que comprendamos que en un teatro de ópera y en la cultura en general tenemos la responsabilidad de hacer reflexionar con los espectáculos que ponemos en escena. A veces ponemos espectáculos para el lucimiento de la voz, como en ‘Lucia di Lammermoor’ –recientemente representado–, pero hay veces que tenemos que abordar temas que son primordiales para la existencia de la humanidad, como es la libertad”.