Un total de seis jóvenes con diferentes tipos de discapacidad intelectual han comenzado la formación como monitor de ocio y tiempo libre enmarcada en el programa Solidarios Coosur, el curso, que ya se había impartido en ediciones anteriores, presenta varias novedades, puesto que este año se ofrece un taller avanzado y los participantes son usuarios que ya realizaron el curso de iniciación.

Este curso, promovido por la Fundación Juan Ramón Guillén y la Fundación Randstad, incluye la realización de prácticas profesionales prestando apoyo en clases de cocina infantiles, según ha informado la firma en un comunicado.

El programa de la formación ha sido desarrollado específicamente en función del perfil de los alumnos, usuarios de las asociaciones Albatros, Autismo Sevilla y Paz y Bien. De esta manera, Solidarios Coosur ha señalado que se consigue que los participantes asimilen la información y fijen los contenidos con mayor facilidad.

Además de conocer en qué consiste exactamente la figura del monitor de ocio y tiempo libre y las funciones a desarrollar, el curso se centra en las clases de cocina como una alternativa de ocio y se completa con formación en prevención de riesgos en el espacio de trabajo y con sesiones de educación emocional.

A esta iniciativa, la tercera acción formativa programada para 2017 en el marco de Solidarios Coosur, se suma el curso de cocina impartido por la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla a 15 personas con discapacidad intelectual, y el seminario sobre nutrición deportiva desarrollado en colaboración con la Fundación de Investigación y Desarrollo de la Escuela de Hostelería de Sevilla (Idehs) y destinado al equipo de diez atletas con discapacidad visual Minima Dreams.

En total, desde la primera edición de Solidarios Coosur hasta ahora, han participado 400 personas con discapacidad de diez asociaciones.

Por su parte, la Fundación Juan Ramón Guillén nace en 2011 para acercar a la ciudadanía el sector rural, haciendo hincapié en el ámbito olivarero, incrementando la visibilidad, formación e investigación sobre la materia, así como el desarrollo de actividades dirigidas a mejorar la calidad de vida de los colectivos con más necesidades.

El fin de la Fundación Randstad es ayudar a encontrar un empleo a las personas desfavorecidas; personas con discapacidad, mujeres en riesgo de exclusión social con cargas familiares no compartidas, víctimas de violencia de género, parados de larga duración y mayores de 45 años.