La provincia de Sevilla vuelve a superar la barrera de los 5.000 millones en ventas al exterior por segundo año consecutivo y se muestra como una de las provincias con el tejido empresarial exportador más consolidado.

Según la información de la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda), esto es gracias a la diversificación de sus exportaciones, lo que le ha permitido mantenerse como la segunda provincia exportadora de Andalucía en 2016, ya que su factura exportadora no es tan dependiente del precio del petróleo como lo es la de Cádiz y Huelva, tradicionalmente las primeras provincias exportadoras.

 

 

Así, desde 2010, Sevilla ocupaba la tercera posición en el ranking exportador de Andalucía, hasta que en 2015 subió a la segunda, posición que mantiene en 2016, impulsada por el aceite de oliva (+33%). Aunque Cádiz sigue como líder, Sevilla se acerca con apenas 270 millones de diferencia entre exportaciones y, mientras que la provincia gaditana desciende un 7,6 por ciento, Sevilla sube un 3,9 por ciento.

En 2016, las exportaciones de Sevilla alcanzaron los 5.379 millones, lo que supone un incremento del 3,9 por ciento con respecto al año anterior. El crecimiento en exportaciones de Sevilla es más de un punto superior al andaluz (+2,7%) y de dos puntos superior al nacional (+1,7%).

La provincia presentó un superávit en su balanza comercial con el exterior de 1.060 millones, mientras que la tasa de cobertura fue del 125 por ciento (dos puntos más que en 2015), 32 puntos por encima de la tasa de cobertura nacional, que fue del -93 por ciento, con un déficit de -18.754 millones.

Por otro lado, señala que Sevilla muestra un tejido empresarial consolidado en el ámbito exportador con prácticamente una de cada cinco empresas exportadoras andaluzas (19%) y es la tercera provincia en número de empresas exportadoras.

 

 

En total son 4.054 empresas exportadoras sevillanas (16 firmas más que en 2015) y 1.033 exportadoras regulares (+7% más que en 2015, 68 firmas más), el 21 por ciento del total de Andalucía, lo que la coloca primera en número de exportadora regulares, que son aquellas que llevan al menos cuatro años seguidos exportando y acaparan el 93 por ciento del total de exportaciones de la provincia.

En cuanto a productos, Sevilla exportó principalmente aceite de oliva, con 1.219 millones, el 22,7 por ciento del total de sus exportaciones y un alza del 33 por ciento respecto al año anterior; tras lo que se sitúan los productos de la industria aeronáutica, con 950 millones, el 17,7 por ciento del total, y una bajada del 21,9 por ciento, y conservas de frutas y verdura, con 516 millones, un 9,6 por ciento del total y un alza del 9,5 por ciento.

 

 

Le siguen máquinas y aparatos mecánicos, con 272 millones, el cinco por ciento (-6,2%); frutas frescas, con 251 millones, el 4,7 por ciento (-11,1%); fundición, hierro y acero, con 240 millones, el 4,5 por ciento(-4,4%); aparatos y material eléctricos, con 217 millones, el cuatro por ciento (-26,6%); aparatos ópticos, medida y médicos, con 171 millones, el 3,2 por ciento, y un alza del 22 por ciento; vehículos automóviles, con 161 millones, el tres por ciento, (-13,5%), y muebles, sillas y lámparas, con 102 millones, el 1,9 por ciento y un incremento del 11,1 por ciento.

Por países, Extenda explica que Sevilla arroja una importante diversificación de destinos, debido principalmente al sector aeronáutico, con sólo cinco países comunitarios entre sus diez primeros mercados, lo que hace a su sector exterior menos vulnerable a las crisis.

Francia es el primer mercado de los productos sevillanos, con 628 millones, el 11,7 por ciento del total y un crecimiento del 11,5 por ciento; seguido de Portugal, con 504 millones, un 9,4 por ciento del total de las ventas y un incremento del 34 por ciento respecto al año anterior, así como Estados Unidos, con 468 millones, el 8,7 por ciento del total y un crecimiento del 14,6 por ciento.

Le siguen Alemania (331 millones, el 6,2% y un incremento del +36%); Italia (323 millones, 6% y +17,4%); Reino Unido (319 millones, 5,9% y bajada del -5,2%); Egipto (224 millones, 4,2 por ciento y +112%); Argelia (210 millones, 3,9% y +1,3%); Omán, que duplica su cifra con un alza del +111 por ciento, con 185 millones, un 3,4 por ciento del total, y Malasia, con 163 millones, un tres por ciento del total y una bajada del 48 por ciento.