Entre los estrenos del fin de semana ha llegado a los cines Dolor y gloria, la nueva película de Pedro Almodóvar, donde Rosalía hace una aparición en una de las secuencias iniciales, en la que comparte planos y diálogos con Penélope Cruz y canta un fragmento de A tu vera. Sin embargo, la intérprete ha sido noticia en estos días por otra cuestión, una polémica que se ha iniciado desde el Ayuntamiento de Valladolid y en la que se critica el caché que cobra la artista.

Rosalía negó tener un caché de 500.000 euros por cada espectáculo a través de un mensaje en Twitter en el que contestó al alcalde de Valladolid, Óscar Puente, que aseguró que esa era la cantidad que el agente de la artista reclamaba por una actuación en unas fiestas.

Resultado de imagen de ROSALIA

Puente publicó el viernes en esa misma red social que Rosalía pedía 500.000 euros por una actuación en las fiestas de la Virgen de San Lorenzo. A esa afirmación le siguió un debate sobre los ingresos de la artista en los medios de comunicación y en Twitter, donde el asunto se convirtió en tendencia, en el que la cantante intervino con un mensaje en el que afirma que esa cifra “está lejos de ser verdad”. “Lo único que voy a decir sobre lo que se dice que pedimos por nuestro show es que es falso. Es cierto que no es sencillo y que somos muchas personas trabajando para que sea increíble, pero eso que se ha dicho esta lejos de ser verdad”, escribió.

Tras este desmentido, el alcalde de Valladolid se reafirmó con un nuevo mensaje en Twitter en el que aseguró que el agente de Rosalía les dijo tras dos meses de espera que “empezarían a hablar” a partir de esa cifra. “Su agente nos dijo, después de tenernos dos meses esperando, que empezarían a hablar con nosotros a partir de 500.000 euros”, indicó el regidor, que añadió que el Ayuntamiento no dice que el caché sea “alto o bajo” ni lo critica, sino que “simplemente” constatan que no pueden pagarlo. “Ante la pregunta de por qué no traemos a esta artista hemos respondido con absoluta transparencia. Y con la verdad”, concluyó Puente.