El Puerto de Sevilla estrena esta semana una nueva línea ferroviaria con el puerto de Sines (Portugal), promovida por la empresa de transporte marítimo MSC. Esta conexión ferroviaria nace con una frecuencia inicial de dos circulaciones semanales de ida y vuelta pero prevé alcanzar hasta cinco circulaciones semanales, cada una de ellas con una capacidad neta de 900 toneladas de mercancía.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Manuel Gracia, ha presentado este miércoles esta nueva conexión ferroviaria junto con el director de la oficina central de MSC en España, Ignacio Ballester, y el director de Boluda Maritime Terminals, Francisco Montes.

 

DECLARACIONES DE IGNACIO BALLESTER

Para Manuel Gracia, la implantación de esta nueva conexión ferroviaria mediante la cual MSC transportará mercancías entre Sevilla y Sines supone un avance en la “apuesta por la multimodalidad” del Puerto de Sevilla y en el propósito de convertir el Puerto hispalense en “el gran cluster logístico del sur insular”.

Al respecto, ha defendido la labor del Puerto hispalense para “poner a disposición de las empresas las mejores oportunidades posibles y la mejor operativa, para que abaraten costes” y elijan la capital andaluza para sus operaciones.

En ese sentido, y después de que el Puerto hispalense cerrase 2017 con una caída del 5,3 por ciento en su tráfico de mercancías, sobre todo al caer un 24 por ciento el número de contenedores, Gracia ha expuesto que el Puerto “tiene la obligación de conectarse de la mejor manera posible” con los nodos logísticos “más importantes”, lo que le ha llevado a señalar el impacto de esta nueva línea ferroviaria.

Y es que según Manuel Gracia, la conexión ferroviaria entre Sevilla y Sines implicará un tráfico anual de hasta “10.000 contenedores”, con lo que este nuevo servicio “puede contribuir a la recuperación” del tráfico de contenedores perdido durante 2017.

“Aspiramos al máximo de actividad que permita la recuperación de carga”, ha dicho, defendiendo que la Autoridad Portuaria de Sevilla trabaja además en “estrategias comerciales” para captar otros tráficos novedosos. Todo ello, en un contexto en el que el Puerto de Huelva opera ya la terminal ferroviaria de Majarabique, enclavada en el área metropolitana de Sevilla, a través de la empresa Termisur.

El director de la oficina central de MSC en España, de su lado, ha precisado que aunque esta línea ferroviaria entre Sevilla y Sines está ideada para funcionar con una circulación al día, la “prudencia” y la estrategia comercial llevan a iniciar las operaciones con dos frecuencias semanales.

No obstante, ha insistido en que la idea es que esta nueva línea ferroviaria cuente con una expedición cada día, toda vez que cada uno de los convoyes contará con 56 contenedores, ofertando una “capacidad neta” de carga de 900 toneladas de mercancía por cada expedición.

Respecto a la conexión de Sevilla con el puerto de Sines, ha explicado que el mencionado puerto portugués goza de una “ubicación estratégica” en términos de transporte de mercancías, dado que al estar enclavado en la “fachada atlántica” lusa cuenta con una amplia “conectividad a destinos del norte y el sur, de Estados Unidos o Sudamérica, con tiempos muy mejorados”.

El director de Boluda Maritime Terminals, Francisco Montes, ha manifestado finalmente que gracias a la nueva conexión promovida por MSC para enlazar por tren Sevilla y Sines, la terminal de contenedores del Puerto hispalense va a experimentar “un incremento de actividad”. “Vamos a tener un importante crecimiento”, ha augurado.