Ante la entrada en vigor este martes de la modificación acometida por el Ayuntamiento hispalense en la ordenanza de Circulación para regular los patinetes eléctricos y demás vehículos de movilidad personal, una regulación publicada el pasado 14 de octubre en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), la asociación de ciclistas «A Contramano» ha opinado que aunque la normativa «es mejorable», permite «cubrir de manera equitativa una laguna importante en la regulación del tráfico·

Groso modo, la nueva regulación promovida por el Ayuntamiento estipula que los patinetes eléctricos con sillín sólo podrán circular por la calzada y deberán cumplir la normativa relativa a los ciclomotores convencionales, mientras los patinetes sin sillín con una potencia máxima de 250 vatios (W) podrán transitar por las vías ciclistas a un máximo de 15 kilómetros por hora, aunque no podrán hacerlo por las aceras ni zonas peatonales o calzadas –salvo por los espacios declarados Zona 30 o 20–, ni podrán ser usados por menores de 15 años, a excepción de que vayan acompañados por un adulto, con casco y por el carril bici.

Imagen relacionada

En el caso de los vehículos autoequilibrados, como los ‘segway’, los monociclos y los ‘hoverboard’, no podrán sobrepasar los 20 kilómetros hora y tendrán una potencia máxima de 1.000 vatios para los ‘segway’, 500 vatios para los monociclo y los 700 vatios para los ‘hoverboard’, y no tendrán autorización para circular si exceden esas características. Además, los ‘segway’ sólo podrán circular con fines turísticos por zonas determinadas marcadas para ello y con autorización del Consorcio de Turismo, previo informe del área de Movilidad.

En ese sentido, A Contramano considera que si bien esta regulación
es «mejorable», lo cierto es que «ha venido a cubrir una laguna importante en la regulación del tráfico de manera equitativa y protegiendo el carácter de espacios de movilidad activa no motorizada, así como de las aceras y vías ciclistas». Por eso, el colectivo reclama que «se tomen las medidas necesarias para hacerla cumplir», demandando además que se habiliten los espacios específicos de estacionamiento de estos vehículos.

Resultado de imagen de ASOCIACION A Contramano

Al respecto, A Contramano avisa además de que «los patinetes eléctricos que han sido introducidos por las empresas Lime y Bird sin esperar a la entrada en vigor de la nueva regulación, aprovechando el vacío legal, sobrepasan el límite de potencia citado de 250 vatios, por lo que su circulación por los carriles-bici de Sevilla será ilegal».

Resultado de imagen de ASOCIACION A Contramano

«La irrupción de estos vehículos de movilidad personal debe hacerse de un modo equitativo y el espacio destinado a la circulación y el aparcamiento de dichos vehículos debe situarse mayoritariamente en la calzada, junto a los demás vehículos a motor, limitándose el uso de las vías ciclistas a los patinetes eléctricos sin sillín de potencia y características similares a las de una bicicleta convencional, conducida por un ciclista promedio», resume el colectivo.