El ministro delegado encargado de los Marroquíes Residentes en el Extranjero y Asuntos de la MigraciónAbdelkrim Bnoutiq, ha realizado una visita oficial a Sevilla para conocer de primera mano el estado de un edificio que ya maravilló a los casi cinco millones de personas que lo visitaron en la Exposición Universal.

A partir de ahora se va a proceder a estudiar el análisis de daños con el que ya cuenta la Fundación Tres Culturas y elaborar un plan de rehabilitación integral. De momento, y a la espera del informe definitivo de obras, se estima que la inversión no será inferior a 400.000 euros. Los daños se concentran en parte de sus revestimientos causados por el paso de los años (como los mosaicos cerámicos de la terraza), que precisan una intervención para evitar filtraciones de agua y humedades. Las fuentes monumentales del exterior, los jardines y el pórtico que delimita el pabellón son algunas de las zonas más afectadas por estos problemas y que se verán resueltos con este plan de rehabilitación.

En el acto institucional celebrado en La Fundación Tres Culturas han intervenido también su director, José Manuel Cervera; el consejero del rey de Marruecos y presidente de esta Fundación, André Azoulay; el consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, Antonio Ramírez de Arellano; la primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Sevilla, Carmen Castreño y el embajador de España en Marruecos, Ricardo Díez-Hochleitner.

Concebido en su día por Michel Pinseau, el mismo arquitecto que diseñó la impresionante Mezquita de Casablanca, cuenta con 5.000 metros cuadrados (incluidos los jardines andalusíes que rodean el edificio) y está considerado como un auténtico catálogo de artesanías marroquíes, con una rica decoración en la que abundan yeserías, maderas talladas y mosaicos cerámicos, entre otros elementos.

Puede decirse que este edificio ha corrido mucha mejor suerte que la mayoría de los que se levantaron para la Expo’92. Su estado general es bueno, sobre todo debido al hecho de albergar desde hace 20 años a la Fundación Tres Culturas, que lo ha cuidado y dotado de contenido. Prueba de ello es una programación rica en propuestas culturales (cine cada martes, exposiciones, presentaciones de libros, conciertos, etc.) y educativas (conferencias, congresos, cursos de árabe y hebreo moderno, clases del Máster de Relaciones Internacionales junto con la Universidad Pablo de Olavide y la UNIA…), la mayoría de ellas de carácter gratuito, además del programa de visitas guiadas o la biblioteca especializada y centro de documentación Fátima Mernissi.