Más de un centenar de personas, desde los cinco hasta los 70 años, han llenado este sábado el ‘corredor verde’ de Bormujos (Sevilla) de árboles en el marco de una reforestación participativa concebida como el primer paso para convertir los dos kilómetros de camino que llevan hasta el Parque Periurbano de Riopudio en una zona sombreada por la que poder realizar senderismo, ciclismo o cualquier otra actividad al aire libre.

Así lo indica en un comunicado el Ayuntamiento de la localidad, que ha organizado esta iniciativa con la participación de asociaciones como la Asociación para la Defensa del Territorio del Aljarafe (ADTA), Green Boots-Grupo Medioambiental, La Regüeta Ecológica, el Grupo Scout de Bormujos Halcón Peregrino, Bormu-en Bonsai y la Asociación de Rutas Culturales y Medioambientales de Andalucía.

Con sus guantes y su pala, hasta los más pequeños han plantado su árbol y le han puesto su nombre, y en el camino se han sembrado, con la ayuda del personal de Medio Ambiente, almeces, cipreses, fresnos, algarrobos, álamos, chopos, para “lograr una recuperación paisajística que invite a adentrarse en el camino y, con el paso de los años, permita la creación de una galería sombreada”.

Durante los próximos fines de semana continuará la reforestación hasta completar los cuatro kilómetros del corredor por ambos sentidos del camino. El proyecto está enfocado también desde el punto de vista del turismo sostenible, para lo que se incluye recuperar una zona empleada por los ganaderos donde se instalarán, junto al cruce del arroyo Sequillo, bancos y mesas para el descanso.