Los sindicatos de Canal Sur Televisión han iniciado este jueves a las 20.00 horas el primero de los paros parciales en protestas por las últimas decisiones de la dirección de la empresa. Así, la pantalla de la Radiotelevisión pública de Andalucía fundió a negro desde las 20.30 horas hasta las 22.00 horas, paro previsto dentro del calendario de movilizaciones aprobado por el comité intercentros.

La dirección de la RTVA ha mantenido este jueves dos reuniones con el Comité de Huelga ofreciéndoles mejoras como la contratación de 20 técnicos, 5 redactores, un presentador productor, un productor y dos médicos, además del compromiso de solicitar la contratación de otros 20 técnicos durante el segundo semestre del año, pero según fuentes de la dirección ‘no iban a negociar nada porque ya lo tenían decidido: es una estrategia política’.

El comité de huelga, que cuenta con una fuerte oposición interna de los trabajadores que consideran excesiva la respuesta del sindicato CCOO, considera que esta oferta es insuficiente, por lo que mantiene los paros previstos. Este viernes, la pantalla de la RTVA volverá a negro entre las 13.30 y las 15.00 horas, así como la convocatoria de huelga general de 24 horas para el próximo día 27 de febrero.

Imagen

Y todo en un momento muy complicado para la cadena, puesta en cuestión por ser deficitaria, poco seguida en audiencia y pluralidad relativa.

La dirección de la RTVA «considera injustificados tanto los paros parciales como la convocatoria de huelga general», ya que considera que se «han aceptado todas las propuestas y las nuevas exigencias planteadas por el comité de huelga«.

Imagen

Así, el 31 de marzo se autorizarán los contratos de 20 técnicos, 5 redactores, 1 presentador productor, 1 productor y 2 médicos. Asimismo, en el segundo semestre se contratará a todos los relevistas de todos aquellos empleados que soliciten la jubilación parcial.

Las reacciones del consejo de administración no han llegado aún aunque se prevé una respuesta conjunta del ente, a excepción del periodista Carlos Morillas consejero a propuesta de VOX, que tacha de irresponsable el movimiento político del sindicato CCOO.