La Sala Atín Aya de Sevilla acoge hasta el 8 de abril la exposición ‘Miguel Benlloch. Cuerpo Conjugado’, que se propone como un espacio donde visualizar las acciones performáticas y creativas que el artista granadino ha realizado a lo largo de tres décadas de trabajo junto a pensadores, activistas, colectivos, creadores, músicos, poetas y productores, entre otros.

Esta muestra de obras de Benlloch y comisariada por Mar Villaespesa y Joaquín Vázquez se ha inaugurado en la tarde de este viernes con la performance ‘El fantasma invidente’ a cargo del propio Benlloch.

En un comunicado, el ayuntamiento ha indicado que se articularán en un segundo tiempo –el sábado 17 de febrero desde las 11,00 horas– varias acciones artísticas/performáticas pertinentes para visualizar tanto el marco discursivo en el que Benlloch ha generado su producción, como una selección de material documental de prácticas o discursos de esos otros agentes con los que él ha colaborado y creado como Paul B. Preciado, Jesús Alcalde, Equipo re, Federico Guzmán o Mariokissme.

En definitiva, el ayuntamiento ha señalado que se propone conjugar un espectro de actividades y obras para presentar el trabajo procesual que abarca pasado, presente y futuro de las prácticas de este artista.

«Hay que destacar la larga trayectoria de activismo político desde las prácticas artísticas de Miguel Benlloch, un artista plural y multidisciplinar», ha señalado el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, quien ha afirmado además que «es importante reconocer con esta retrospectiva todo su trabajo de décadas y su relación con los artistas más contemporáneos, ya que nunca ha dejado de reinventarse».

La exposición ‘Miguel Benlloch. Cuerpo conjugado’ es la primera de las iniciativas propuestas en el Banco de proyectos emergentes y de nuevos medios del Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) que se materializa.

Asimismo, el consistorio ha recordado que el Banco de proyectos es una convocatoria abierta a la ciudadanía, artistas, colectivos, asociaciones o empresas, para el apoyo a la creación que surge a raíz de la línea de trabajo de residencias artísticas desarrollada en el Centro de las Artes de Sevilla y que se expande a los diferentes equipamientos culturales de ICAS.

«Con esta iniciativa, a la que han optado proyectos de cualquier disciplina artística, el ayuntamiento pone el foco en la importancia de los procesos de creación y da un paso más allá de la cesión de espacios para residencias artísticas, como ya se viene haciendo en el mencionado Centro de las Artes de Sevilla, pero también en el Espacio Turina y ahora en la Sala Atín Aya», ha señalado el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo.

La finalidad de este programa, llamado de ‘Creación artística-proyectos emergentes y nuevos medios’, es potenciar y fomentar la creación contemporánea con un programa que facilite al tejido cultural de la ciudad las herramientas, espacios y recursos técnicos, así como las contrataciones pertinentes para poner en marcha sus obras y proyectos, además de potenciar la realización de residencias de creación y ensayos artísticos y técnicos.