Resultado de imagen de ocu estrellas

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha detectado grupos organizados y empresas que ofrecen gratis sus productos a cambio de valoraciones cinco estrellas.

Para cuantificar el alcance de este problema, la OCU ha revisado en tres grandes portales de internet más de 6 millones de opiniones de casi 50.000 productos y hoteles.

El 8,4% de los productos vendidos en Amazon tienen una puntuación afectada de forma significativa por opiniones interesadas. También ocurre en un 6,2% de los hoteles de TripAdvisor y en menor medida en Booking (2,1%)

OCU ha trasladado los resultados de su estudio a la Comisión nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para que valore la existencia de prácticas desleales que puedan alterar la competencia y ha pedido a la Dirección General de Consumo la revisión de los mecanismos de opinión y valoración de las grandes plataformas de ventas y reservas online.

Resultado de imagen de ocu estrellas

En una primera investigación, la OCU ha constatado la existencia de empresas que venden sus productos a través de plataformas de internet que ofrecen una comisión o sus productos gratis a cambio de una valoración positiva. Estas empresas o sus intermediarios utilizan redes sociales como Facebook o Telegram para establecer el contacto con los consumidores que emiten esas opiniones. La OCU ha podido reunir más de 75 empresas, casi todas radicadas en China, que venden centenares de productos en Amazon y están utilizando este mecanismo para dar más visibilidad a sus productos.

La organización de consumidores, una vez constatada la existencia de estas opiniones falsas, ha querido cuantificar en qué medida están afectando a los productos o servicios que ofrecen tres de las plataformas más importantes: Amazon, TripAdvisor y Booking. Para ello, mediante técnicas de big data ha analizado 6.360.000 opiniones, sobre 47.000 productos y hoteles ofrecidos por Amazon, TripAdvisor y Booking. Las opiniones y sus autores se han sometido a 11 test diferentes que identifican patrones anómalos (usuarios que siempre dan 5 estrellas, que concentran muchas opiniones en un solo día, productos con opiniones que repiten expresiones…) comprobando si ese patrón, provocaba una diferencia significativa en la puntuación frente al resto de opiniones. Cuando varios de estos comportamientos anómalos se producen y afectan a la puntuación de un producto, se ha marcado el producto como afectado por opiniones anómalas que se equiparan a opiniones interesadas.

Resultado de imagen de Amazon, TripAdvisor y Booking

De este análisis se desprende que un 8,4% de los productos analizados en Amazon está afectado por opiniones anómalas. En TripAdvisor el 6,2% de los hoteles anunciados está afectado por este problema, mientras que en el caso de Booking se limita al 2,1%.

Estos resultados muestran que el problema de las opiniones falsas, lejos de ser una anécdota, podría estar teniendo una significativa influencia en la oferta de estas plataformas y que los controles que ya establecen no son suficientes para eliminar este tipo de opiniones. Es necesaria más firmeza para evitar distorsiones en la libertad de elección de los consumidores.

Según los datos de OCU y dependiendo del producto casi un tercio de los consumidores señala las opiniones de los usuarios como un motivo importante para decidir su compra. Si además tenemos en cuenta que aproximadamente el 70% de los consumidores solo mira los resultados de la primera página del buscador, la existencia de opiniones falsas, que buscan posicionar los productos u hoteles entre los primeros resultados, tienen una repercusión negativa en las decisiones de compra de los consumidores.

Resultado de imagen de Amazon, TripAdvisor y Booking

Por todo ello OCU ha dado traslado de los resultados de su estudio a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para que determine si estos hechos pueden constituir una práctica de competencia desleal por inducir a error en las decisiones de compra de los consumidores afectando a la competencia. OCU también se ha dirigido a la Dirección General de Consumo para que revise los mecanismos de opinión y valoración de las grandes plataformas de ventas y reservas online, de forma que se garantice la realidad de las opiniones de los usuarios.

Por último, OCU ha ofrecido su colaboración a las empresas afectadas para establecer un dialogo con el ánimo de colaborar en la búsqueda de soluciones inmediatas a este problema que pasen por la mejora de los controles que las plataformas ya realizan sobre las opiniones de los usuarios para garantizar que se trata de opiniones reales y no interesadas que puedan ayudar, sin inducir a error, en las decisiones de compra de los consumidores.