1485782179_417654_1485782534_noticia_normal
INN SITU | REDACCIÓN

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, y los dirigentes sindicales y de la patronal han firmado el pacto andaluz por la industria, que movilizará una inversión pública y privada de unos 8.000 millones en el horizonte del año 2020 con el objetivo de impulsar el desarrollo industrial de Andalucía.

A la rúbrica de este pacto, en el Palacio de San Telmo en Sevilla -sede de la presidencia de la Junta- han acudido más de 350 personas, entre las que había una nutrida representación empresarial de las compañías con más peso industrial en Andalucía como Cepsa, Airbus, Acerinox, Endesa, Persán, Migasa, Coosur, Ayesam, Atlantic Cooper, entre otras, así como representantes de las Diputaciones provinciales, entre otros cargos públicos.

El principal objetivo de este acuerdo, que se enmarca en la Estrategia Industrial 2020, es impulsar la industrialización de Andalucía, de forma que este sector pase de suponer en el PIB aproximadamente un 12 % actual al 18 % en el año 2020, así como la recuperación de los niveles de empleo previos a la crisis hasta volver a superar los 533.00 ocupados (actualmente la industria emplea a unas 300.000 personas).

La presidenta de la Junta ha reafirmado la prioridad política de su Gobierno por la industria dentro de la estrategia de dar un giro al modelo productivo y al tratarse de una sector que ha resistido mejor que otros la crisis económico, al tiempo que ha apostado por un empleo de calidad.

Los secretarios generales en Andalucía de CCOO, Francisco Carbonero, y de la UGT, Carmen Castilla, así como el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Gonzalez de Lara, han celebrado este acuerdo fruto del diálogo social y el empuje que supone al desarrollo industrial.