La Gruta de las Maravillas de Aracena vuelve a ser titular entre los balances turísticos de los monumentos más importantes de Andalucía y se consolida como uno de los monumentos naturales más visitados de la región. Si 2016 trajo un salto cuantitativo sobresaliente, con 165.841 visitas que sobrepasaron en 17.464 las de 2015, el balance de 2017 vuelve a demostrar la tendencia al alza, situando la cifra definitiva en 172.514 visitas; y ello, a pesar del límite establecido por razones de conservación del monumento, que no permite la entrada de más de 1.000 personas diarias. El nuevo dato rompe el récord histórico de visitas, que desde hace 26 años estaba fijado en las 170.640 que accedieron a la cavidad en el año 1991, cuando no existían los límites de conservación.

El alcalde de Aracena, Manuel Guerra, se ha mostrado muy satisfecho con estos resultados y ha afirmado que “el año del Centenario marcó un punto de inflexión, ya que no se hizo una promoción puntual, sino que se sentaron las bases de una política sostenida de apoyo a la promoción de la Gruta para convertirla en uno de los grandes referentes turísticos de Andalucía y, desde entonces, la cifra de visitas no ha dejado de crecer”.

El reto de la concejalía de Turismo ha sido mantener el listón desde la efeméride, que se ha conseguido aumentar en años posteriores. La declaración de la Gruta en 2017 como ‘Lugar de Interés Turístico de Andalucía’ ha sido prueba de ello. Los resultados obtenidos, en palabras de Manuel Guerra, “marcan la línea que debemos seguir para próximos años, de manera que mantengamos a la Gruta de las Maravillas en un lugar privilegiado dentro del turismo subterráneo nacional e internacional, sin olvidar la labor de conservación que cuenta con especial dedicación de medios y recursos”.

Espectacular ‘escalada’ en el Recinto Fortificado del Castillo

El incremento de visitas no sólo se ha producido en la Gruta de las Maravillas, sino en todos los centros turísticos municipales como son el Museo del Jamón y el Recinto Fortificado del Castillo, un hecho consecuente de la puesta en marcha de la Tarjeta Aracena Turística, que bonifica sus visitas conjuntas.

El Recinto Fortificado del Castillo ha contabilizado 35.507 visitas en 2017, una cifra sorprendente en tan sólo dos años (los trabajos de puesta en valor comenzaron en 2015). Representa un incremento del 28,7% respecto a 2016, que ya experimentó un importante incremento alcanzando las 27.594 visitas, lo cual anima a continuar con los trabajos arqueológicos que próximamente se iniciaran en el flanco sur, y la segunda fase de rehabilitación y puesta en valor, que en 2018 continuará en el flanco norte de la muralla.

El Museo del Jamón ha mejorado sus datos en un 5,4% con respecto al ejercicio anterior (en 2016 el balance se situó en 32.499 visitas). Este centro de interpretación del cerdo ibérico cierra el año con 34.242 visitas, continuando con la línea ascendente que, en mayor o menor medida, es una constante desde su apertura en 2004.