La cadena de franquiciados Peluquerías Low Cost ha anunciado la próxima apertura de su establecimiento número 500 en España, concretamente en Barcelona capital.

Según ha indicado la empresa en una nota, ello supone “todo un hito para una empresa con poco más de un lustro de bagaje y que promedia entre cinco y siete aperturas semanales, con unas perspectivas de crecimiento incluso superiores para 2018”.

La empresa ha destacado que en estos cinco años de recorrido ha creado más de 3.000 puestos de trabajo estables.

La empresa ha explicado que cimenta su progresión en “tres valores, esto es, precio, calidad y buen trato”, a lo que se añade “una imagen moderna y plenamente consolidada en todas las grandes urbes nacionales, así como la comercialización de su propia línea de productos de cuidado para el cabello, formulados y fabricados en Italia, lo que garantiza la calidad de sus productos y ahorra costes para sus franquiciados”.

Peluquerías Low Cost fue fundada en Sevilla en 2013 y actualmente asegura ser “la cadena líder de peluquerías en España y ya está concediendo franquicias para implantarse en Italia y Portugal”.

Su filosofía de empresa se basa en brindar asistencia y tutelaje a personas no necesariamente familiarizadas con el sector de las peluquerías.

Asimismo, ha destacado que Peluquerías Low Cost ofrece formación continua a todos sus franquiciados y no les exige ningún tipo de royalty ni canon que puedan reducir su rentabilidad.

Sus formadores tienen su dirección artística en Italia, donde adquieren los estándares de vanguardia en peluquerías.