La catedrática de Química Física del Departamento de Sistemas Físicos, Químicos y Naturales de la Universidad Pablo de Olavide Sofía Calero Díaz ha sido reconocida con el Premio a la Excelencia Investigadora de la Real Sociedad Española de Química. Esta distinción, sin adscripción de áreas ni especialidad, valora la actividad investigadora vinculada a un centro español, considerando de manera preferente la trayectoria científica independiente y de liderazgo durante los últimos cinco años.

En palabras de la investigadora, recibir este premio “es un honor porque implica el reconocimiento de los químicos españoles a la investigación que realiza el Grupo Raspa de la Universidad Pablo de Olavide”. Según un comunicado, la catedrática es la responsable del Grupo de Investigación de Materiales Nanoestructurados con Aplicaciones Tecnológicas (Raspa) desde su creación en 2009. Ha publicado más de 170 artículos en revistas internacionales indexadas y ha impartido en torno a un centenar de ponencias en congresos y eventos científicos.

Calero pertenece a redes científicas de ámbito nacional e internacional y es editora de la revista Adsorption; forma parte del equipo directivo de la International Adsorption Society; es vocal del Grupo Español de Zeolitas; y vicepresidenta del Grupo Especializado de Adsorción de la Real Sociedad Española de Química.

La trayectoria científica de Sofía Calero se ha visto reconocida anteriormente con una beca predoctoral FPU (1996); becas postdoctorales MEC (2001) y Marie Curie Individual Fellowship (2002-2003); un contrato Ramón y Cajal (2004); el Premio Extraordinario de Doctorado (2000); el Premio Sigma-Aldrich a Investigadores Noveles RSEQ (2005); el Premio Marie Curie Excellence Award (2005); una ERC Consolidator Grant (2012); y la VPP de la Academia Holandesa (2017).

La actividad investigadora de Sofía Calero está orientada al estudio de procesos que, combinados con algún tipo de control a nivel molecular, pueden ser relevantes tanto en ciencia básica como en la industria. Para ello, su grupo se centra en aquellos materiales porosos cristalinos que pueden sufrir modificaciones en sus propiedades, la forma y tamaño de sus poros y sus áreas superficiales.

Estos materiales pueden ser de naturaleza inorgánica como las zeolitas o polímeros de coordinación 3D como los compuestos cristalinos organometálicos (MOFs). Estos últimos constituyen un campo de investigación interdisciplinar que se ha expandido rápidamente y que además ha atraído el interés de la industria química de forma especialmente notoria.

La Junta de Gobierno de la Real Sociedad Español de Química, en su reunión del 20 de abril, aprobó igualmente la concesión del Premio a la Excelencia Investigadora a Juan Casado (Universidad de Málaga), Concepción Gimeno ( Instituto de Síntesis Química y Catálisis Homogénea CESIC) y Xabi Ribas (Universidad de Gerona).