La celebración del Año Murillo no termina aún, ni mucho menos. El mes próximo, de hecho, la fiesta para los sentidos se traslada al Archivo de Indias, donde desde el día 21 hasta el 13 de enero se albergará Murillo en el Archivo de Indias, una exposición que traerá a la capital hispalense La resurrección del Señor, Éxtasis de San Francisco de Asís, La Magdalena y San Diego de Alcalá dando de comer a los pobres.

Así lo dieron a conocer ayer el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, y el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, quienes explicaron que la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, habitual colaboradora del Ministerio, ha cedido para el proyecto estas cuatro grandes pinturas del Murillo joven, de las cuales tres se exhibirán en el Archivo de Indias y una cuarta, San Diego de Alcalá dando de comer a los pobres, podrá disfrutarse en el Museo de Bellas Artes como parte de la gran retrospectiva que la pinacoteca prepara para el otoño en torno al genio del Barroco.

En la citada presentación, Benzo destacó que «esta muestra sería imposible sin la colaboración, la ilusión y el empuje de la Academia de San Fernando», y añadió que «ha sido un placer trabajar con el Ayuntamiento para que se pueda disfrutar en Sevilla de cuatro obras de la etapa de juventud de Murillo. Sevillanos y visitantes podrán conocer en la ciudad los lienzos y el apasionante proyecto de restauración».

Por su parte, Espadas agradeció la implicación del Gobierno y de la Academia en Año Murillo. «Esta muestra dota si cabe de más relevancia al programa ambicioso diseñado por esta ciudad para celebrar a Murillo y que siempre se concibió pensando en la implicación de grandes instituciones», dijo el alcalde. «Uno de los elementos que trasladé entonces allí fue que no había sido casual la elección de la Academia para presentar la efeméride, pues pretendíamos implicarla en Año Murillo». Espadas también recalcó otra idea clave del programa de conmemoraciones, la posibilidad de volver a disfrutar en Sevilla de los cuadros que Murillo pintó para distintos espacios de su ciudad.

El acuerdo para la celebración de la muestra Murillo en el Archivo de Indias se formalizó el pasado 4 de abril en Madrid durante una reunión mantenida entre el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, la directora de Cultura del Ayuntamiento, Isabel Ojeda, y el delegado del museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, José María Luzón.

Tres de las obras que se trasladarán a Sevilla por el Año Murillo han sido sometidas a un proceso de restauración por parte del Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE), perteneciente al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. La cuarta, La resurrección del Señor, será restaurada tras el desmontaje de la exposición el próximo 13 de enero de 2019. Ésta fue pintada por el artista para presidir uno de los tres altares con bóveda para entierro de que consta la Capilla de la Expiración, sede de la Hermandad del Museo desde 1613.

Según Enrique Valdivieso, uno de los comisarios de Año Murillo y máxima autoridad en el maestro sevillano, se trata de «una obra de gran importancia y especialmente devota que expone magistralmente el paso de una vida terrenal a una gloriosa». El catedrático señala que el éxito de Murillo en este trabajo se manifiesta, sobre todo, en «el poderoso contraste que crea entre las tinieblas, representadas en la parte inferior del cuadro; y la luz, en la superior».