Javier González de Lara continuará al frente de la Confederación de Empresarios de Andalucía tras ser reelegido por aclamación después de cuatro años en el cargo. “Ha sido un día emotivo y especial porque es el reconocimiento de una tarea ardua y compleja”, ha dicho Lara.

Fue en 2014 cuando asumió la presidencia de la patronal andaluza y heredó de la anterior etapa, con Santiago Herrero como presidente, un déficit superior a los cinco millones de euros. Han superado los números rojos y en el balance de cuentas que han presentado esta mañana se recoge un superávit, aunque “pírrico”, de 11.000 euros. “Hemos conseguido números azules“, ha explicado.

 González de Lara encara ahora un nuevo periodo en el que se marca como reto un diálogo social “más estable”, entre patronal, sindicatos y administraciones. Al mismo tiempo, aspira a mejorar la comunicación con la sociedad y acabar con estereotipos. Se ha mostrado en contra de “visiones ideologizadas de la empresa” y adjetivos y eufemismos para definirles: “Somos empresarios y empresarias y que no nos llamen de otra manera”.

También se marca como objetivo lo que él llama las tres “D”. Se refiere a la dimensión, densidad y diversificación del tejido productivo. Asegura que Andalucía sigue necesitando más empresas y de mayor tamaño: “Harían falta 100.000 empresas más para adquirir la densidad del volumen global en nuestro país”.