Inn situ retransmitió en directo desde el Club Antares de Sevilla, la presentación del ART-17, la nueva creación automovilística de la Universidad de Sevilla.

El ART-17, al igual que sus tres predecesores, es un monoplaza diseñado, creado y pilotado íntegramente por alumnos de la Universidad de Sevilla, que fue presentado oficialmente este lunes 17 de julio en un acto celebrado desde las 19.30 horas de la tarde en el Club Antares de Sevilla y que contó con la presencia -entre otras personalidades- del Alcalde de Sevilla, Juan Espadas, el Rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro Arroyo, el Director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros, Jaime Domínguez Abascal, el Presidente Cámara de Comercio,Francisco Herrero, así como miembros del Grupo ARUS (Fernando Osuna, Manager del Equipo, y Miguel Ángel Gilabert, y Rita Pérez, directores técnicos).

 

 

 

 

AHORA PUEDES REVIVIR EL VIDEO DE LA PRESENTACIÓN !

El vehículo, según ha confirmado Fernando Osuna, participará en al menos dos competiciones para prototipos universitarios que se disputarán durante este verano. La primera de las pruebas oficiales en que tomará partido el ART-17 se disputará entre el 20 de julio y el 3 de agosto en el circuito Red Bull Ring de la localidad austriaca de Spielberg. Poco después, el modelo creado en Sevilla se medirá a los monoplazas de otras 120 universidades en el legendario circuito alemán de Hockenheim, en una cita que tendrá lugar entre el 8 y el 13 de agosto.

ARUS es un equipo formado por más de 60 estudiantes de ingeniería de las distintas ramas, cuya labor principal es la de investigar, diseñar y fabricar su propio monoplaza de competición, con el que posteriormente participan en la competición internacional universitaria denominada «Formula Student», que engloba a más de 600 universidades en todo el mundo. Están respaldado por el Excmo.Ayuntamiento de Sevilla, la Universidad de Sevilla, la Escuela Técnica Superior de Ingenieros y la Cámara de Comercio de Sevilla.

 

 

 

 

¿QUIÉNES CONFORMAN ARUS?

ARUS Andalucía Racing Team es el primer y único equipo andaluz que participa en la Formula Student, la conocida Formula 1 para estudiantes. Su equipo está formado por 72 estudiantes, en su mayoría alumnos de ingeniería cuyo principal objetivo es  diseñar, fabricar y ensamblar nuestro propio monoplaza de carreras con el que luego compiten en las distintas competiciones que se organizan anualmente por todo el mundo.

 

 

¿EN QUÉ CONSISTE LA FÓRMULA STUDENT?

Se trata de la competición automovilística a nivel universitario más importante del mundo en la que participan más de 600 equipos de universidades de todo el mundo. La competición reta a los estudiantes a funcionar como verdaderos ingenieros, llevando a cabo un proyecto que les permite poner en práctica los conocimientos teóricos aprendidos en la Universidad. Y hacer frente al alto presupuesto necesario para la búsqueda de financiación y recursos con los que abaratar los costes que les permitan alcanzar los objetivos.

Este proyecto invita a salir de la burbuja en la que están inmersos los estudiantes de aprobar exámenes y les da la oportunidad de conocer el mundo tal y cómo es, trabajando con proveedores, buscando y firmando convenios con empresas,  diseñando y fabricando cada sistema conforme a unos plazos previos establecidos para poder llegar a las competiciones, donde jueces de las principales empresas automovilísticas como BMW, AUDI, Mercedes o Porsche juzgan el trabajo realizado a la par que compiten contra otros estudiantes y universidades de todo el mundo.

 

¿QUÉ HACEN?

Desde hace 4 años, cada año el equipo debe sobreponerse a las bajas del año anterior, de estudiantes que finalizan sus estudios. Al ser una competición de estudiantes, sólo éstos pueden participar en la misma, por lo que la transferencia de conocimientos dentro del equipo resulta de lo más relevante. Una vez cerrado el equipo el equipo a principios de curso comienza el diseño de un nuevo coche diseñado elemento a elemento, desde el chasis hasta la aerodinámica, pasando por la suspensión, el sistema de propulsión, la electrónica y la interfaz con el piloto. Todo diseñado específicamente para las pruebas de las competiciones en las que participamos según la normativa impuesta por la competición.

Hasta ahora han participado en la competición española, Formula Student Spain en el Circuit de Montmeló, por ser la competición nacional, y en la alemana, Formula Student Germany en Hockenheimring, por ser la de mayor nivel y prestigio. Este año, además, asistiremos a la competición austríaca, Formula Student Austria en Redbull Ring, donde el número de participantes es menor, que manteniendo cerca el nivel de la alemana, resulta ser de las más exclusivas. Aquí son el único equipo español de combustión que ha logrado pasar las pruebas necesarias para poder competir.

 

Además, este año han comenzado el diseño de su primer monoplaza íntegramente eléctrico, de manera que podamos participar con él en la categoría eléctrica en las competiciones de 2018. La Formula Student Electric es, a día de hoy, la competición automovilística en la que más se innova en el sector de los vehículos eléctricos. Dentro de la categoría de combustión existen muchas competiciones a todos los niveles, pero con respecto a los vehículos eléctricos, sólo existen dos competiciones a día de hoy, la Formula E y la Formula Student Electric. Y en la Formula E los diseños en los primeros años de competición son los mismos para todos los equipos, al contrario que en la Formula Student Electric, que permite un amplio campo de desarrollo e innovación en todos los aspectos que incumbe a un vehículo eléctrico.

 

PASIÓN POR LA INGENIERÍA

No les mueve el incentivos económicos ni buscan reconocimientos académicos, porque además no lo reciben. Lo que les mueve es la ilusión de escuchar un motor arrancar por primera vez, la alegría al ver tu coche rodar por el asfalto de las competiciones, lo que les impulsa a trabajar duro durante toda la temporada para sacar adelante nuestro proyecto, un sueño compartido. Es la felicidad de ver las palabras “University of Seville – Spain” en las pantallas grandes del circuito cuando terminan una prueba, en la que saben que ese chasis y ese paquete aerodinámico que diseñaron funcionó y bien, que ese embrague que automatizaron o ese sistema de alimentación sin alternador están moviendo el coche por la pista. Estas sensaciones les dan la fuerza para seguir aprendiendo porque donde ponen esfuerzo desaparecen los límites.

En el equipo no solo trabajan por el desarrollo de soluciones de ingeniería, si no que tienen otros dos objetivos transversales: la divulgación local de la tecnología y la ingeniería, y la mejora de la imagen que proyectamos al resto del mundo los españoles. Esta es la verdadera e imborrable huella que quieren dejar.

Para hacer parecer fácil lo difícil se mueven durante el año por colegios y ayuntamientos animando a los jóvenes a interesarse por el la Educación STEM (en inglés Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). Sienten que tienen la responsabilidad de mostrar tanto a los jóvenes de otras universidades del mundo como a los profesionales en las competiciones que en nuestra tierra no falta talento ni capacidad de esfuerzo.

¿POR QUÉ NECESITAN LA BECA BIFRUTAS?

La principal limitación del proyecto, a diferencia de otros equipos que cuentan con patrocinios millonarios, es la económica. A nivel de diseño de prototipos, capacidad de trabajo en grupo y resultados en pruebas de acceso a las competiciones, han demostrado que en lo que solo depende de su esfuerzo pueden ser referentes a nivel mundial. Los resultados los avalan: 6º en la prueba de acceso a Formula Student Germany 2017, 11º en la prueba de acceso a Formula Student Austria 2017, premio al mejor diseño de un equipo español en Formula Student Germany 2015…

Sin embargo, cada compra que hay que hacer en el equipo para el desarrollo del coche supone grandes quebraderos de cabeza y es algo que solo consiguen porque muchas pequeñas empresas les apoyan. Transportar el coche y todas las herramientas a las competiciones han supuesto hasta este año un gran coste que han financiado los propios miembros del equipo. Además, la imposibilidad de poder contar con suficientes repuestos y llevarlos a las competiciones se tradujo el año pasado en un gran problema para el equipo debido a la falta de fondos para disponer de repuestos. Este año les gustaría que con el apoyo de la Beca Bifrutas pudieran llegar a las competiciones con todos nuestros recursos y demostrar lo que realmente valemos sin ningún tipo de limitación.

¿EN QUÉ GASTAN EL DINERO DE LA BECA?

El transporte del monoplaza a las competiciones (Alemania y Austria) es algo costoso, por lo que dedican parte de la ayuda a reducir los costes de dichos desplazamientos. Y por otro lado, les gustaría gastar este dinero para paliar uno de los principales problemas que tuvimos el año pasado en las competiciones, la falta de recursos para emplearlos en repuestos de piezas que van rompiendo debido al uso en los test de fiabilidad, para poder así presentarse a las competiciones con las mayores garantías posibles de que el coche pueda competir y finalizar todas las pruebas sin tener que lamentar fallos de la fiabilidad similares a los sucedidos en el pasado.

APORTACIÓN A LA SOCIEDAD

En el equipo, independientemente de trabajar en el desarrollo de soluciones de ingeniería, tienen dos objetivos transversales al desarrollo de la tecnología que compone el coche, que son incluso más importantes, ya que con ellos, dejan una huella imborrable: la divulgación local de la tecnología y la ingeniería, y el mejorar la imagen que proyectamos al resto del mundo los españoles.

Para hacer parecer fácil lo difícil, se mueven durante el año por colegios y ayuntamientos animando a los jóvenes a interesarse por la Educación STEM (en inglés, Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), así como realizando en dichos centros exhibiciones para que todos puedan disfrutar y conocer su labor. Hacen que los más jóvenes adquieran una gran motivación para continuar sus estudios de ciencias y tecnología haciendo hincapié en la importancia de los idiomas, el estudio autodidacta y el trabajo en equipo.

Respecto a los estereotipos culturales sobre los españoles, sienten que tienen la responsabilidad de mostrar tanto a los jóvenes de otras universidades del mundo como a los profesionales del mundo de la ingeniería, que en nuestra tierra no falta talento ni capacidad de esfuerzo. Al contrario, que somos unos españoles llenos de conocimiento, motivación y vitalidad, que quieren hacer ruido allá por donde pasen, dejando ver que España es un país donde hay grandes proyectos y grandes luchadores. Esperan haber podido reflejar todo el trabajo y la labor que lleva a cabo este equipo y ello sirva para iniciar la relación entre Bifrutas y ARUS Andalucía Racing.

El crecimiento que este equipo ha experimentado ha sido gracias a aportaciones como la que podría realizar Bifrutas. Son conscientes del potencial que tienen en su equipo y monoplaza, que mantienen en continuo desarrollo, cuyas mejoras se van a ver implementadas en el futuro ART. Han aprendido de los errores cometidos para seguir avanzando en este bonito y ambicioso proyecto que vieron los seguidores de INN SITU en directo y que ahora puedes revivir pinchando AQUÍ . Bienvenidos a la competición de Formula Student.