El PP reprochó este domingo al Ayuntamiento de Sevilla, gobernado por el PSOE, la celebración de diversos eventos el pasado mes de febrero en el Alcázar, unos actos que iban “contra las indicaciones expresas de los técnicos” de este monumento declarado Patrimonio Mundial por la Unesco. Así lo expresó el portavoz adjunto del grupo municipal popular, Rafael Belmonte, quien incidió en que “la absoluta falta de interés” del gobierno local por elaborar “el necesario plan director del Real Alcázar“, cuya redacción y puesta en ejecución “evitaría estos hechos”, “es una muestra más de la incompetencia” del delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, y del alcalde, Juan Espadas.

Resultado de imagen de alcazar de sevilla

El edil popular expuso que los referidos eventos celebrados en febrero se hicieron en el Alcázar a petición de la Alcaldía y consistieron en reuniones en el Salón de los Tapices, almuerzo y cena en el Palacio Gótico y unas visitas con espectáculos en elPalacio Mudéjar, en horario de mañana y tarde, a raíz de la X Sesión Plenaria de la Asamblea Regional y Local Euromediterránea (Arlem), celebrada entre los días 25 y 27. Según Belmonte, los técnicos del Alcázar advirtieron en su informe, en el apartado sobre la condiciones para la preservación del monumento, que “un evento de esta dimensión supondrá importantes montajes técnicos en el Salón de los Tapices, más montajes aún por definir en el Patio de las Doncellas, circulación de vehículos por el monumento y cierre de distintos espacios al público” y de que “tanto por la falta de información que a menos de cinco días seguimos teniendo sobre el evento, la falta de personal y medios, el coste patrimonial de los montajes y el perjuicio a los visitantes, como técnico considero que no es el lugar adecuado para la celebración”.

“A pesar de todo”, subrayó el portavoz adjunto del PP, mediante resolución del Patronato del Real Alcázar de 22 de febrero “se aprobó autorizar la celebración” para los actos antes relatados y se declaró el carácter oficial del evento, lo que “lo exime del pago de la tarifa correspondiente, que se elevaba a 24.000 euros”. Tras explicar los hechos, Belmonte criticó que “no sólo se autoriza la celebración del evento contra el criterio técnico, sino que además tampoco se obligó a los organizadores a pagar el precio público por la utilización del Alcázar”.

Resultado de imagen de alcazar de sevilla

El concejal del principal partido de la oposición profundizó en que, a consecuencia de estos eventos, se introdujeron en estancias del Alcázar aparatos e instalaciones que “pudieron provocar daños en elementos tan delicados y de incalculable valor como azulejos medievales y tapices renacentistas”. Belmonte subrayó que en el parte del 27 de febrero se señala como incidencia que “los organizadores habían dejado un montón de suciedad en oficinas y en el Palacio Gótico”.

Estas críticas no tardaron en ser contestadas por el concejal de Cultura, Antonio Muñoz, quien lamentó la “falta de altura de miras” del PP al “cuestionar que el Real Alcázar acoja dos eventos internacionales de primer nivel”. Así se manifestó el edil socialista, quien explicó que “lo más lógico es que dos eventos internacionales de primer nivel, organizados por la Comisión Europea y por Naciones Unidas, con más de dos centenares de mandatarios de distintos países, cuenten con un espacio en el Alcázar”. En este sentido, subrayó que “no se trata de actos de empresas privadas con ánimo de lucro, sino de dos grandes eventos internacionales celebrados por primera vez en Sevilla”.

Resultado de imagen de alcazar de sevilla

“Lo normal es que tengan lugar en el Alcázar y así lo entiende el gobierno”, enfatizó Muñoz. El delegado de Cultura argumentó que, mientras el gobierno de Espadas “ha conseguido situar a Sevilla en el mapa internacional”, el PP “vuelve a demostrar que no está a la altura de una ciudad como Sevilla” y que su modelo es “volver a cerrar a la ciudad al exterior y que vuelva a dejar de ser un referente en lo que a la celebración de eventos de primer nivel se refiere”. Muñoz detalló que este uso del recinto mudéjar entra dentro de los planes del Ayuntamiento por captar citas internacionales de primer nivel.