La asociación Hablamos Español, que ha iniciado un procedimiento de recogida de firmas para alcanzar las 500.000 con las que la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) de Libertad de Elección Lingüística pueda debatirse en las Cortes, ha señalado que, tras los “excelentes” resultados obtenidos en Madrid, Barcelona y Oviedo, ha organizado una recogida de apoyos en Sevilla para el domingo 11 de febrero: instalarán su carpa en la Plaza de la Encarnación y allí recabarán firmas y ofrecerán información desde las 12,00 hasta las 20,00 horas, al objeto de que “ningún hispanohablante sea discriminado en España”.

Con esta ley, la asociación Hablamos Español quiere lograr que se aplique en España una política de lenguas basada en los mismos principios que las normas vigentes en todos los países con más de una lengua en su territorio; es decir, basada en la libertad de elección de lengua: elección de lengua vehicular en la enseñanza, bilingüismo en la administración y que no se prime el conocimiento de una lengua a la competencia profesional.

De aprobarse esta ley, “los hispanohablantes de toda España verían respetados sus derechos sin menoscabar los de los hablantes de las demás lenguas de España”. “Se podría estudiar en español en toda España, recibir atención e información en español en cualquier lugar del país y acceder a un puesto de trabajo en cualquier lugar de España sin trabas lingüísticas”, señalan.