LA MIRADA|FANS

CERVANTES Y LA POLÍTICA, A TRAVÉS DEL QUIJOTE

Se ha cumplido este año el cuatrocientos aniversario de la muerte del insigne alcalaíno D. Miguel de Cervantes y Saavedra ocurrida allá por el mes de abril de 1616 y llama mucho la atención el que no hayan perdido vigencia y estén de máxima actualidad en la hora presente muchas de sus sentencias y enseñanzas contenidas en su novela, obra cumbre de la literatura universal, El Quijote. Esta obra que es un compendio de novela de aventuras, novela histórica, ensayo, libro de viajes, poesía y muchas cosas más recoge una serie de pensamientos de los que tendría mucho que aprender nuestra actual clase política, y por ende la ciudadanía en general. El binomio compuesto por D. Alonso Quijano o Quijada, El Quijote, y su fiel escudero Sancho Panza, lleva a cabo a lo largo de la obra, y a través de los diálogos que mantienen en ella, una serie de reflexiones que contienen enseñanzas más propias de nuestros años que de aquella lejana época.

quijote.jpg

En efecto, aunque el proyecto político del Quijote es un proyecto utópico y, por tanto, susceptible de múltiples críticas, es evidente que podemos extraer del mismo enseñanzas que pueden sernos a todos de mucha utilidad. Está unánimemente aceptado que el Quijote contiene un ideario político y una crítica de instituciones particulares. Aunque las aproximaciones políticas al Quijote no son homogéneas, y si muy diversas, podemos afirmar que en él se defiende la democracia, la tolerancia y el libre pensamiento frente al despotismo, la intolerancia, la Inquisición y la insolidaridad.

Algún autor le reconoce “tendencias democráticas” y un fondo excesivamente liberal y humano, como reacción al régimen despótico en que nació, desarrollando en su espíritu el amor a la libertad, la igualdad, la fraternidad, la justicia y demás ideas sublimes, cuya expresión encontramos, fundamentalmente, en el discurso de la edad dorada a los cabreros.

El Quijote, como es sobradamente conocido, es una novela ampliamente polisémica y, en consecuencia, se ha ido interpretando a lo largo de sus cuatrocientos años desde los más variados puntos de vista. En un principio se consideró como un libro divertido, burlesco y desenfadado y una parodia de los libros de caballería. Después se consideró como expresión del idealismo y la nobleza de espíritu frente al materialismo. Otros quisieron ver en él la esencia de España o el alma castellana. Para algunos don Quijote es un héroe y Sancho un patán; para otros don Quijote es un loco o un tontaina perdido en sus desvaríos y Sancho es una persona sensata, fiel, solidaria y cariñosa que trata de contrarrestar las locuras de su amo.

Para nosotros hay de todo un poco, por lo que nos vamos a centrar en los aspectos de la obra que tienen una mayor relación con la cosa pública y su actualidad, en concreto el diálogo, la justicia, la libertad, la solidaridad y el respeto al adversario entre otras cuestiones, no menos importantes.

Como asegura don Quijote, de adornar el alma y el cuerpo debe ocuparse Sancho mientras ejerce de gobernador, es lo que viene a decir, el filósofo de Jaén, Juan Carlos López Eisman, cuando asevera “igual que tiene que hacer todo responsable público”. De hacerlo de otra manera no solo no logrará alcanzar la plenitud para su vida y la de los suyos, sino que perderá la buena fama y hasta el beneplácito de las gentes (hoy diríamos los votos).

don-quijote

Cervantes defiende en su obra el diálogo y el discurso político, que obliga a la sociedad a dialogar hasta la extenuación, sin miedo a que ocurra lo que sucedió a don Quijote en el discurso de la edad de oro o de los cabreros en el que mientras él habla convencido y para convencer en su desenfrenado discurso, los cabreros respondieron con la pasividad propia de unos oyentes que no sólo no entienden de qué se está hablando, sino que se sienten sorprendidos por la retórica implacable del valeroso caballero, no involucrándose y permaneciendo ajenos al intenso mensaje. Como si no les afectara ni importara el bien general en absoluto.

Lo más atrayente de D.Quijote de la Mancha es el inconformismo con el mundo en el que vivía el autor. La crítica social se advierte a cada paso en las pláticas de los protagonistas. Cervantes critica la organización social de su tiempo, al igual que hacen Tomás Moro en su Utopía o Erasmo de Rotterdam en el Elogio de la Locura. Según Park Chul, de la Universidad de Hankuk de Seúl en Corea, Cervantes es el mayor humorista de Occidente, utilizando la ficción, la ironía y lo extraordinario. Gracias a su apariencia de personaje loco que hace cosas desorbitadas y absurdas, pudo escapar de la severa censura eclesiástica, siempre alerta y celosa para conservar los dogmas de la religión.

Pero como ha venido manteniendo algún autor, y nosotros compartimos, El Quijote es sobre todo un libro sobre la justicia y sobre la libertad y sus reflexiones sobre la culpabilidad, la administración de la justicia y la insolidaridad son de una actualidad que asombra y su defensa del diálogo y el discurso político, o sea la negociación, es un ejemplo a seguir en un momento histórico tan complicado como el que nos ha tocado vivir.

FORO ANDALUZ NUEVA SOCIEDAD | FANS

________________________________________

FORO ANDALUZ NUEVA SOCIEDAD (FANS) es un Think Tank integrado por:
Francisco Ballester Almadana, Juan Antonio López Alonso, Manuel Ángel Martín López, Arturo Moya Moreno, Carlos Rosado Cobián, Rosamar Prieto–Castro García-Alix, Eustasio Cobreros Vime, Fernando Yélamos Navarro, Guillermo Sierra Molina, Felipe Luis Maestro Alcántara, Manuel Marchena Gómez, Antonio Pérez Pérez, Rafael Salgueiro López, Julián Conejo-Mir Sánchez, Santiago Sánchez Traver, Juan Ramón Guillen Prieto, José Luis Sánchez Belda, Jaime Montaner Roselló y Alfredo Sánchez Monteseirin.

El Rucio es obra de Antonio García Lopez "El Pilongo"

El Rucio es obra de Antonio García Lopez «El Pilongo»