La multinacional Fnac está negociando con los dueños del edificio de la avenida de la Constitución, 8 de Sevilla las condiciones para que su tienda permanezca en el mismo emplazamiento, según informan los compañeros de ABC. Las negociaciones se están llevando a cabo entre Fnac y la familia García Baquero, sin que hasta el momento se haya alcanzado un acuerdo. Fnac insiste, sin embargo, en que no tiene plan de abandonar ese inmueble.

El edificio en cuestión fue sede del Banco Urquijo y cuenta con 3.700 metros cuadrados de superficie. Está ubicado en uno de los puntos neurálgicos de la ciudad, la Avenida de la Constitución, a escasos metros de la Catedral de Sevilla. En 2009, fue adquirido por unos 18 millones de euros por la familia García Baquero a un grupo empresarial vinculado a la industria cementera y la construcción, dueño de varias sociedades, como Intermonte Investments y Ceminter. En esta operación de venta, el metro cuadrado salió por casi 5.000 euros.

La cadena francesa Fnac, especializada en la venta de artículos electrónicos, ordenadores, artículos fotográficos, libros, música y vídeo, firmó un contrato de alquiler del inmueble hasta 2010, c0n una renta anual de aproximadamente 1,2 millones de euros anuales, lo que supone 27 euros por metro cuadrado y mes. Sin embargo, a principios de 2012, en plena crisis económica y con una abultada bajada de ventas, Fnac renegoció a la baja el alquiler con la familia García Baquero, bonificación que acabará en los próximos meses.

La multinacional Fnac habría hecho consultas sobre alquileres en el centro comercial Torre Sevilla, junto al rascacielos de la Cartuja, que abrirá sus puertas en la primavera de 2018, sin que haya cerrado tampoco ninguna operación de arrendamiento.

La tienda de Fnac en Sevilla se inauguró en mayo de 2007 con varios conciertos, por lo que este año ha cumplido diez años desde su apertura. El edificio, en el que Fnac informó que había invertido 4 millones de euros, tiene siete plantas en las que se reparten las secciones de libros, música, DVD, fotografía y electrónica, entre otros. Fnac acoge además actividades culturales, como presentación de libros, actuaciones, talleres literarios o filosóficos y proyecciones.

Por otra parte, operadores textiles de reconocido prestigio y cadenas hoteleras se han interesado por instalarse en el edificio en caso de que Fnac deje su actual emplazamiento. En la Avenida, el Banco Popular vendió la sede del antiguo Banco de Andalucía a un inversor privado y al fondo de inversión Drago Capital, que ha comenzado ya a construir un hostel de lujo de 101 habitaciones de 25 metros cuadrados cada una, obra en la que invertirá cuatro millones de euros.

Desde hace ocho años, las ventanas del edificio muestran una exposición taurina de fotos gigantes del vasco afincado en Sevilla Aitor Lara. Las fotografías, que forman parte de su libro «Maestranza», incluyen imágenes de Curro Romero, picadores, una mujer agitando un pañuelo blanco en una plaza de toros… La Plataforma Animalista Andaluza pidió la retirada de esas fotos a través de la plataforma Change-org, a pesar de que en las mismas no aparecen escenas violentas ni sangre.