El Hospital Quirónsalud Infanta Luisa ha creado la Unidad de ronquido y apnea del sueño, compuesta por el neumólogo Demetrio González Vergara y el odontólogo José Manuel Martínez García, que han efectuado un detallado estudio de cada paciente, indicando el tratamiento más adecuado para cada uno.

Según datos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, la apnea del sueño afecta en nuestro país, como mínimo, al 25 por ciento de la población adulta. Además, es uno de los principales motivos de consulta. De igual manera, el ronquido afecta a miles de personas y provoca problemas de salud y malestar a los que están a su alrededor.

“Antes de iniciar cualquier procedimiento, nuestro equipo médico valora cada caso de forma minuciosa y personalizada, adaptándose a las características, preferencias y necesidades de cada paciente”, señala el doctor González Vergara, quien continúa, “efectuamos un estudio de sueño para medir con exactitud el punto del que partimos y el resultado nos ayudará a elegir el tratamiento más adecuado en cada caso”.

Hay tres tipos de tratamientos fundamentalmente: la presión positiva continua en la vía aérea (CPAP), cirugía y dispositivos de avance mandibular. La CPAP, el tratamiento estándar, es incómodo para muchos pacientes, lo que se traduce en una falta de adherencia, por tanto, de eficacia. La cirugía se reserva, generalmente, para casos muy seleccionados. Por esto, la unidad se ha especializado en los dispositivos de avance mandibular, que pueden emplearse en pacientes con apnea del sueño leve o moderada y en aquellos individuos, independientemente de la severidad de la apnea, que no toleren o rechacen el uso de CPAP, tal y como recomienda la Guía Española de Práctica Clínica elaborada recientemente por la Sociedad Española de Sueño.

De esta manera, el dispositivo de avance mandibular permite, según el neumólogo, “hacer, sin necesidad de esfuerzo por el paciente, un avance de la mandíbula inferior, milimétrico y controlado. Este progreso impide que la vía aérea superior se colapse durante el sueño; de esta forma se eliminan los ronquidos y se pone fin o se disminuyen los episodios de apnea, lo que se traduce en una mejoría de la sintomatología asociada y en un notable incremento de la calidad de vida, además de controlar el factor de riesgo cardiovascular que supone, en muchos casos, la apnea del sueño no tratada de forma correcta”.

Por último, destaca que “se han incorporado herramientas que nos permiten seleccionar a los pacientes que van a responder de forma positiva al tratamiento antes de usarlo, por lo que este dispositivo cuenta altas tasas de fiabilidad y eficacia”.

QUIRÓNSALUD: SALUD, DOCENCIA E INVESTIGACIÓN

Quirónsalud es el grupo hospitalario más importante de España y el tercero de Europa. Está presente en 13 comunidades autónomas, cuenta con la tecnología más avanzada y dispone de una oferta superior a 6.200 camas en más de 100 centros, como la Fundación Jiménez Díaz, Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, Hospital Universitario Dexeus, Ruber, Centro Médico Teknon, Hospital La Luz, Policlínica de Guipúzcoa, etcétera, así como con un gran equipo de profesionales altamente especializados y de prestigio internacional.

Trabajan en la promoción de la docencia (siete de sus hospitales son universitarios) y la investigación médico-científica (cuentan con el Instituto de Investigación Sanitaria de la FJD, único centro investigador privado acreditado por la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación).

Asimismo, su servicio asistencial está organizado en unidades y redes transversales que permiten optimizar la experiencia acumulada en los distintos centros, y la traslación clínica de sus investigaciones. Actualmente, Quirónsalud está desarrollando numerosos proyectos de investigación en toda España y muchos de sus centros realizan en este ámbito una labor puntera, siendo pioneros en diferentes especialidades como cardiología, endocrinología, ginecología, neurología, oncología, y medicina deportiva entre otras.