Al objeto de analizar el descenso en los últimos años de la elección por parte de mujeres jóvenes de estudios en el ámbito científico y tecnológico, los problemas de acceso y desarrollo de su carrera profesional y las desigualdades que se dan en estos ámbitos, el Centro de Estudios Andaluces organiza en colaboración con la Casa de la Ciencia de Sevilla, el miércoles 7 de febrero, a las 19 horas, el coloquio ‘Mujeres en la Ciencia e Investigación en Andalucía. Ha llegado nuestro momento’. La iniciativa se enmarca en la conmemoración, el 11 de febrero, del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, una jornada de visibilización del trabajo de las científicas, así como de reivindicación y concienciación.

El encuentro cuenta con la participación de cuatro mujeres investigadoras andaluzas, de distintas generaciones, que expondrán su experiencia en la carrera científica: Elena Manzanera Díaz, subdirectora de Coordinación y Planificación Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía; la autora de Sabias, la otra cara de la Ciencia’Adela Muñoz Páez, catedrática de Química Inorgánica de la Universidad de Sevilla y vocal en AMIT-Andalucía, organización dedicada a visibilizar a las mujeres en la ciencia, denunciar su discriminación y favorecer la cultura de la igualdad de géneros; Fátima Recuero López, profesora del Departamento de Sociología de la Universidad Pablo de Olavide y ganadora del primer Premio Tesis 2017 del Centro de Estudios Andaluces; y Rocío Plaza Orellana, profesora de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla y autora de numerosas publicaciones divulgativas. Mercedes de Pablos, directora del Centro de Estudios Andaluces, moderará sus intervenciones.

La proporción de mujeres investigadoras en España es del 39%; proporción que se desploma en el siguiente escalón, las cátedras, con cuatro hombres por cada mujer(80% frente al 20%). Ya en puestos de dirección el porcentaje es mínimo. En los organismos públicos de investigación, por ejemplo, sólo el 25% del personal de mayor grado son mujeres.

Un estudio publicado por investigadores franceses en la prestigiosa revista Science, pone de manifiesto que la falta de interés en la ciencia y la tecnología por parte de las niñas tiene su origen en las edades más tempranas, en torno a los 6-7 años, cuando ya han interiorizado estereotipos como atribuir a los hombres más que a las mujeres el talento, la brillantez o la inteligencia necesarias para abordar materias abstractas y complejas. Este tipo de clichés se encuentran alimentados,entre otros, por los medios de comunicación. Según otro estudio más reciente de la Universidad de Valencia, un 74% de las fotografías en noticias científicas en prensa muestra únicamente a hombres científicos frente a un 17% que muestra sólo a mujeres. En muchas de estas fotografías las mujeres no son tan si quiera protagonistas de la información, sino un recurso fotográfico.

La plataforma 11 de Febrero (11defebrero.org), formada por mujeres y hombres dedicados a la investigación, la docencia y la comunicación científica, trabajan para frenar desde las aulas la brecha de género que actualmente existe en el ámbito científico. Esta plataforma organiza en Sevilla un amplio programa de actividades para dar visibilidad a este problema.

 

DESCÁRGATE EL CALENDARIO DE ACTIVIDADES AQUÍ