El pleno ha aprobado provisionalmente la modificación puntual 32 del Texto Refundido del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para cambiar la calificación de los suelos de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) y modificar las condiciones del uso portuario de la dársena del Batán, algo que ha contado con los votos favorables del PSOE, PP, y Cs y contrarios de Participa Sevilla e IU.

Muñoz indica que se trata de una modificación “estructural” porque afecta a la extensión de la ciudad hacia el sur y a una “efectiva integración” del puerto y la ciudad, “actualmente impedida por la existencia en ese espacio de una planta de hidrocarburos”.

Habrá un cambio sustancial en la zona del Batán porque supondrá nuevos usos y se resuelve una asignatura pendiente histórica desde hace 50 años, como es el traslado de CLH, potencialmente peligrosa”, añade, señalando que se creará una zona terciaria y de ocio y se gana una franja de espacios verdes de 100.000 metros cuadrados.

Sánchez Estrella ha defendido esta modificación, que subraya que arranca en el anterior mandato, al considerar que “mejora el urbanismo de la ciudad y traslada unos depósitos que hace 50 años que tenían que haber salido de allí”.

Así, ha aplaudido que el PSOE “rectifique” al apoyar esta incitativa “público-privada”, sin embargo Muñoz rechaza los parecidos entre la propuesta impulsada por el anterior gobierno de Juan Ignacio Zoido con la actual socialista, indicando que en la del PP “no se trasladaba CLH y entonces lo rechazamos “porque era un peligro hacerlo al lado”.

De su lado, Millán indica que se trata de “un paso que va en la buena dirección, aunque algo tarde, nueve meses después de la aprobación inicial”, por lo que espera que la aprobación definitiva se agilice, recordando que hay que “salvar” el informe desfavorable de la Dirección de Carreteras. Pide “celeridad y paso firme para tener una ciudad sin depósitos de hidrocarburos junto a viviendas, que se alcance una ciudad sostenible y que los usos lucrativos de esa zona sirva para modernizar Sevilla”.

Asimismo, Serrano indica que hay “política de continuidad” con el PP y critica que se diga que es “lo mejor para la ciudad sin contar los detalles de lo que se va a hacer”. “Llevan tres años haciendo política de parches contradiciéndose con lo que decían en campaña y con lo que se supone que es su modelo de ciudad”, añade, tras rechazar el “desmesurado centro comercial” previsto.

Por último, Rojas asegura que con esta modificación “no gana Sevilla”. “Una cosa es que el PGOU diga que hay que trasladar los depósitos de CLH, con lo que estamos de acuerdo, y otra que haya que recalificar ese suelo industrial a terciario. Es otro ejemplo más de urbanismo a la carta”, critica, comparando al gobierno socialista con el anterior del PP.