Sevilla podría sumarse en breve a la lista de grandes ciudades que cuentan con un circuito de velocidad de primer nivel, con el objetivo de que pueda acoger grandes premios de MotoGP y Fórmula 1. La iniciativa es de una empresa almeriense, especializada en el sector, que ya ha hecho una importante inversión para la adquisición de terrenos que necesita y que se ubican al completo en el término municipal de Carmona, junto a la A-4, la autovía a Madrid. Se trata de una inversión cien por cien privada y en suelos particulares, a diferencia de otros proyectos de este tipo que han resultado controvertidos por las pérdidas.

La empresa es Circuito de Almería S.L., de carácter familiar y que tiene otros dos circuitos de gestión privada en el desierto de Tabernasel Circuito de Almería y el colindante Circuito de Andalucía. Las instalaciones se han consolidado en pocos años por su calidad y las horas de sol que ofrece la zona para competiciones, entrenamientos, pruebas con vehículos y equipos de primeras marcas, así como para la presentación de vehículos o escuelas de conducción. No obstante, hay citas que no han podido captar por las limitaciones de infraestructuras y conexiones, de ahí el interés por dar el salto a Sevilla.

La empresa es propiedad de David García, que fue campeón de España y de Europa de Motociclismo y piloto de MotoGP, y de su padre José Antonio García, conocido como Nono García, piloto de rallies, ambos almerienses. El hijo se hizo cargo de la dirección en 2008 y está al frente la expansión que inician ahora. El propio David García ha confirmado las gestiones para aterrizar en Sevilla con un circuito de proyección internacional, algo mayor que las instalaciones con las que ahora cuentan en Almería, con circuitos de 4 y 5 kilómetros, respectivamente. No obstante, ha matizado que están arrancando y emplazó a más adelante para aportar datos concretos del circuito y la inversión que supondrá. Otras fuentes consultadas señalan que, hasta el momento, la inversión realizada rondaría ya los dos millones de euros, de ahí la firmeza con la que está tomando forma la idea.

La zona donde irá ubicado el circuito de velocidad.

En cuanto a los plazos, señaló que están preparados para iniciar el proyecto “mañana mismo” y todo dependerá de la agilidad con la que se tramite ante las administraciones, que marcarán el ritmo. Si no hay novedad, en unos días presentarán los primeros documentos ante el Ayuntamiento de Carmona. Los terrenos en los que se quiere llevar a cabo la iniciativa son agrícolas y se ubican a unos cuatro kilómetros del casco urbano de Carmona, cerca de la intersección entre la A-4 y la SE-3201 (de Tocina a El Viso del Alcor) y cerca también de las instalaciones del club de tiro A Vuelo de Sevilla. La zona está a muy pocos minutos de la ciudad de Sevilla, del aeropuerto de San Pablo y la estación de Santa Justa,conexiones que son esenciales y que busca la empresa, junto a la propia capacidad hotelera de la capital, para el tipo de circuito que se quiere poner en marcha.

De hecho y a pesar de la acogida que ha tenido el Circuito de Almería, inaugurado en el año 2000, y el más reciente Circuito de Andalucía, diseñado por David García con la ayuda del piloto Tito Rabat, campeón del mundo de Moto2, hay eventos y pruebas que, según admite la empresa, se le escapan por las limitaciones de las infraestructuras. Sevilla, recuerda, es la única de las grandes capitales españolas que en la actualidad no tiene instalaciones de este tipo, a diferencia de Barcelona, con MontmelóMadrid, con el circuito del Jarama; o Valencia; lo que significaría poner a la capital andaluza en el mapa de un deporte y un tipo de eventos con importante impacto económico en el entorno. Entre la actividad potencial del circuito estaría la presentación internacional de vehículos, que, según la empresa, supone meses de alquiler de las instalaciones y presencia de prensa internacional en Sevilla durante bastante tiempo.

Para arrancar la tramitación, la empresa debe presentar en primer lugar una solicitud de viabilidad ante el Ayuntamiento de Carmona, que determinará si la actividad es compatible con el tipo de suelo, algo con lo que en principio no debe tener más dificultades. A partir de ahí, los promotores tienen que formalizar un proyecto de actuación de interés público en suelo rústico que debe aprobarse en el Pleno municipal antes de salir a exposición pública y de iniciarse cualquier otra tramitación ante la Junta de Andalucía.

A pesar de la cercanía de Sevilla con el circuito de Jerez de la Frontera y la existencia de otros menores en Guadix (Granada) y Monteblanco (Huelva), los García confían en la viabilidad de su proyecto para Sevilla. También hay un circuito privado, el de Ascari, en Ronda (Málaga), donde millonarios habituales de la Costa del Sol guardan vehículos propios de alta gama y corren de forma particular.