La empresa gestora del Caminito del Rey ponía este miércoles a la venta, desde las 12.00 horas, alrededor de 115.000 nuevas entradas para visitar este singular espacio durante los próximos meses de octubre, noviembre, diciembre y enero. El objetivo de la apertura de este nuevo cupo es que los visitantes tengan la opción de programar y organizar su visita con antelación, según ha indicado el gerente del Caminito del Rey, Francisco Campano. Para la temporada actual de verano aún quedan fechas y entradas disponibles y aunque la previsión es la de colgar el cartel de completo durante los meses estivales, es posible adquirir todavía entradas para julio y agosto. Las entradas para la próxima temporada de otoño-invierno se mantienen a un precio de 10 euros, así como el precio de 1,55 euros de los autobuses lanzadera que conectan la entrada con la salida de la atracción turística y que se pueden comprar de manera conjunta a través de la propia plataforma de entradas.

 

Visitas guiadas

Además, desde hace un mes y durante todo el verano la empresa concesionaria de la gestión del Caminito del Rey ha ampliado hasta seis pases diarios las visitas guiadas debido a la gran demanda que está teniendo esta modalidad. Este tipo de visitas permite a los visitantes, en grupos de 25 personas, ir acompañados de un guía que irá haciendo un recorrido a lo largo de la historia del Caminito del Rey, rememorando acontecimientos y personajes vinculados a este enclave, así como explicaciones sobre la importancia de la biodiversidad de la zona y algunos detalles de la rehabilitación del Caminito mediante la utilización de radio-guías. “Para este verano esperamos tener las mismas cifras de visitas que el anterior que pasaron más de 85.000 personas y que nos sigan viniendo a conocer gente de todos los rincones del mundo”, ha manifestado Campano.

Desde la reapertura del Caminito del Rey a finales de marzo de 2015, alrededor de 700.000 personas han pasado ya por el mismo y se espera alcanzar el millón de visitantes en el tercer aniversario de su rehabilitación. La concesionaria ha recordado el estudio de neuromarketing y tecnología de seguimiento ocular realizado en el propio enclave y en el que se desveló que la ‘Experiencia Caminito del Rey’ supera en un 70 por ciento el impacto emocional medio que se da en una actividad de ocio rutinaria. La investigación permitió entrar en la mente de los visitantes del y saber con total exactitud qué puntos son los que más les emocionan. Concretamente se han podido definir los seis puntos que más impactan a los visitantes: el Desfiladero del Gaitanejo, la escalera en forma de zig-zag, el caminito viejo, las vías del tren incrustadas en la montaña, el mirador de cristal y el Desfiladero de los Gaitanes. El Caminito del Rey es una senda aérea construida en las paredes del Desfiladero de los Gaitanes. Tiene una longitud de tres kilómetros y una anchura de un metro. Una de las partes más conocidas del enclave es el voladizo, una pasarela colgante a una altura de 105 metros del suelo.

 

¿Conoces su historia? ¡Este vídeo es muy interesante!