El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, ha puesto en valor la firma del acuerdo “pionero” con Bosch, Cisco, Telefónica y Ferrovial para convertir la Semana Santa de 2018 en un “auténtico laboratorio urbano de smart city” que permitirá mejorar la seguridad y coordinación, además de aportar información relevante para la toma de decisiones.

Así, se colocarán 18 cámaras para aforamiento y detección de objetivos en la vía pública y 163 luminarias led con un sistema que gradúa la intensidad y el color de la luz dependiendo de las necesidades, integrándose todo ello en una plataforma coordinada por el Centro de Coordinación Operativa (Cecop).

Estos sistemas se desarrollarán en una decena de espacios, que quedarán así plenamente monitorizados, como son la plaza San Francisco, Dos de Mayo, avenida de la Constitución, plaza de la Pescadería y Cuesta del Rosario, plaza del Salvador, calle Cuna, Puente y Pellón, Campana, O’Donell, San Pablo, calle Villegas y Francos.

En rueda de prensa, junto a responsables de las citadas empresas, Espadas ha explicado que se integrarán de modo “complejo” diferentes elementos tecnológicos que se han usado de forma puntual en otros ámbitos poniendo a la ciudad en “punta de innovación tecnológica aplicada a la vida de los ciudadanos”, concretamente en Semana Santa, aunque se prevé la colocación también de algunos de estos elementos durante la Feria de Abril.

En este sentido, las cámaras, de alta sensibilidad, permitirán “ver y medir”, analizar la afluencia en los espacios, reconocer personas o detectar vehículos que circulan en una dirección no permitida. La primera vez que Bosch probó el sistema fue hace dos años en una caseta de la Feria de Abril para el control del aforo, quedando instalado posteriormente en el Real Alcázar.

El sistema de luminarias led, desarrollado por Ferrovial, permite modificar su intensidad e, incluso, su color, pasando de una luz blanca a otra más cálida. De hecho, se prevé que la luz permanezca en tonos amarillos tenues durante el discurrir de las cofradías, pudiendo pasar en dos segundos a convertirse en blanca e intensa si así lo dispusiera el centro de control o algunos de los responsables de seguridad en la zona, que contarán con una aplicación móvil para poder regular este aspecto.

De su lado, Telefónica se encargará de la conectividad a través de fibra óptica de los distintos dispositivos con la plataforma inteligente desarrollada por Cisco, con el objetivo de hacer accesibles los datos y monitorizar los datos que llegan de las cámaras de conteo.