El crucero de lujo ‘Sirena’, con 395 tripulantes y 635 pasajeros a bordo, atracaba este lunes por primera vez en el Puerto de Sevilla, según informa la Autoridad Portuaria hispalense. Este crucero ha atracado en el muelle de Las Delicias procedente de Málaga y zarpará hoy martes por la tarde rumbo a Lisboa.

La mayor parte de los cruceristas que visitan la ciudad hispalense tras llegar a bordo de este barco de la compañía Oceania Cruises proceden de Estados Unidos, Canadá, México y Reino Unido, así como de países de centro Europa. El crucero ‘Sirena’ ha sido consignado por Suardíaz y sus dimensiones alcanzan los 180 metros de eslora y 28 de manga.

Con motivo de esta primera escala del buque en Sevilla, el director de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Ángel Pulido, y el gerente del Consorcio de Turismo, Antonio Jiménez, han participado en el acto de entrega de una metopa conmemorativa al capitán del crucero. En los últimos años, según la Autoridad Portuaria de Sevilla, la llegada de cruceros a la ciudad ha evolucionado favorablemente. Así, frente a las 53 escalas alcanzadas en 2012, para 2017 se espera llegar a la cifra de 76.

Como novedad en 2017, el crucero Adonia, de 180 metros de eslora y 25 de manga y una capacidad para unos 700 pasajeros, regresa en agosto al Puerto de Sevilla tras culminar su estancia en el Caribe desarrollando el lanzamiento de sus itinerarios en Cuba. Además, en octubre vuelve otro año más a Sevilla el crucero Europa, el de mayores dimensiones que ha entrado en el Puerto.

 

 

¿QUÉ CRUCEROS ATRACAN ESTE 2017 EN SEVILLA? 

 

LA SEVILLA CRUCERISTA

La capital andaluza se está consolidando como destino de cruceros de nivel, lo que repercute positivamente en la economía y en el empleo local. El Puerto de Sevilla empezó a potenciar este sector hace doce años y su impacto se nota.

Según un estudio de Turismo Andaluz realizado en Málaga y Cádiz, este segmento deja 40 euros por turista y día, por lo que la repercusión en Sevilla (con 22.000 pasajeros de media al año) sería de 880.000 euros anuales. Así lo recuerda Amable Esparza, jefe del departamento de Calidad, Medioambiente y Comercial de Cruceros de la Autoridad Portuaria sevillana, quien subraya la importancia de los cruceros para Sevilla y para «la visibilidad del Puerto en la ciudad».

No obstante, el Puerto es consciente de que su negocio es otro. De hecho, de los 1.200 barcos que pasan por el Puerto al año, sólo «unos 70 o 75 son cruceros».

Por ahora –y difícilmente ganará un puesto más alto–, Sevilla está en la tercera posición en Andalucía en tráfico de pasajeros, con la particularidad de que los buques llegan por el Guadalquivir. No hay mar ni costa, como en Málaga y Cádiz, que son a muchas leguas, los motores andaluces en este segmento turístico.

Los datos de la Autoridad Portuaria hispalense señalan que para 2017 están previstas unas 36 escalas de cruceros, que se suman a las ya tradicionales de La Belle de Cadix (fletado por la compañía CroisiEurope y que tiene su base en Sevilla), rondando las 80 escalas en total, lo que supondría un aumento del ocho por ciento respecto al año anterior (74 escalas). Los meses en los que se esperan más cruceros son septiembre, octubre y noviembre, si bien habrá que esperar para ver los datos definitivos.

Dado que las rutas se programan con dos años de antelación, Esparza ya pronostica que en 2018 el número de escalas será «similar» al de 2017.

El pasado mayo se cerró la estadística con un alza del nueve por ciento en el número de cruceristas, puesto que se alcanzaron los 7.146 pasajeros, según los datos de la entidad que preside Manuel Gracia.

Como novedad este año, el crucero Adonia, de 180 metros de eslora y 25 de manga y una capacidad para unos 700 pasajeros, regresará en agosto al Puerto de Sevilla tras culminar su estancia en el Caribe desarrollando el lanzamiento de sus itinerarios en Cuba. Además, en octubre vuelve otro año más el crucero Europa, el de mayores dimensiones que ha entrado en el Puerto de Sevilla.

El Europa, con 199 metros de eslora y 26 de manga, volverá a ser el crucero de mayores dimensiones que entrará este año en Sevilla. A bordo viajan unas 313 pasajeros y 280 tripulantes. Nada que ver, en dimensiones, con los grandes buques que atracan cada verano en Málaga o Cádiz, con hasta 3.000 pasajeros. El calado del río, nuestro mayor hándicap.