La Federación de Asociaciones de Mujeres Gitanas, Fakali, y la Asociación de la Prensa de Sevilla han sellado este martes la adhesión formal de la APS, la segunda asociación de prensa de España en número de asociados, al ‘Pacto contra el antigitanismo. Protocolo de actuación”, auspiciado por Fakali.

Según apunta Fakali en un comunicado, los medios de comunicación constituyen “uno de los ejes de actuación de esta organización en su lucha contra la discriminación que padece la población gitana, puesto que son instrumentos básicos en la construcción de una imagen social y pública desvirtuada de la misma, sobre la que anidan actitudes y comportamientos racistas que incluso desembocan en episodios de incitación al odio y la violencia”.

En este contexto, Fakali explica que, en colaboración con el Instituto de la Mujer, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, y la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales ha puesto en marcha una iniciativa como el ‘Pacto contra el antigitanismo. Protocolo de actuación’.

Explica que se trata “de una herramienta estratégica que sirve para analizar en profundidad el fenómeno del antigitanismo desde un punto de vista multidisciplinar (comunicativo, jurídico, académico, social…) con vistas a la vertebración de la primera alianza social, política y estratégica de referencia para la erradicación de todo tipo de conductas discriminatorias y racistas”.

Una iniciativa “pionera” a la que se une la APS mediante la firma de un documento formal de adhesión a este pacto “en virtud a su naturaleza actual y abierta, que posibilita la constante suma de esfuerzos en pos de un compromiso común contra el antigitanismo”, afirma Fakali.

Según esta organización, “su objetivo es afianzar el compromiso social y político contra la discriminación promoviendo esta gran alianza en el marco de sus competencias para su difusión y práctica, comprometiendo a todas las instituciones a ella adheridas a promover iniciativas responsables encaminadas a su erradicación, a condenar públicamente todos los actos derivados del racismo y la xenofobia, a ofrecer apoyo y protección a las víctimas de tales conductas y a apoyar a Fakali en cuantas actuaciones lleve a cabo en defensa de la comunidad gitana”.