Andalucía, con casi 324.000, ocupa la primera posición de España en número de personas iniciando un proyecto empresarial, y su tasa de actividad emprendedora (TEA) se sitúa en el seis por ciento de la población adulta, un valor superior a la media de España, que se fija en el 5,2 por ciento, y que es un monto que representa el 21,08 por ciento de la estimación de personas emprendiendo en toda España.

Así se desprende del informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM) Andalucía 2016, presentado este jueves en la sede de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), en Sevilla, en un acto que ha estado presidido por el vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática, Manuel Jiménez Barrios, y que también ha contado con la asistencia del presidente de la CEA, Javier González de Lara.

Además, ha intervenido en la presentación el catedrático José Ruiz Navarro, que dirige la Cátedra de Emprendimiento de la Universidad de Cádiz (UCA), y que ha hablado como autor del informe.

El informe GEM Andalucía 2016 aporta información sobre la actividad emprendedora y la dinámica empresarial en Andalucía; las oportunidades, motivaciones y capacidades para crear empresas en la comunidad autónoma; el entorno del emprendedor –sus obstáculos, facilitadores y recomendaciones–, un análisis detallado del emprendedor andaluz, una comparativa regional de las condiciones del entorno, así como lecciones del ecosistema emprendedor de Andalucía, con cinco casos concretos a modo de ejemplos de buen hacer.

Además del liderazgo andaluz en número de emprendedores, el informe también constata que un 25,2 por ciento de la población andaluza cree que existen oportunidades para crear una empresa, así como que casi la mitad de los andaluces afirma tener capacidad para crear una empresa. En Andalucía, además, el porcentaje es casi tres puntos superior al de España.

Los expertos que han participado en este informe identifican, entre las condiciones del entorno que obstaculizan el emprendimiento, “ciertas políticas gubernamentales, la falta de apoyo financiero, los obstáculos impuestos por las normas sociales y culturales, la falta de capacidad emprendedora y de adecuación de algunos problemas gubernamentales, y la educación y formación”.

CONSOLIDACIÓN EMPRESARIAL

El profesor Ruiz Navarro ha apuntado como problema en materia de emprendimiento en Andalucía el relativo a la consolidación empresarial; es decir, la dificultad de que se mantengan los proyectos empresariales iniciados. Como factores que explicarían el fracaso de iniciativas ha señalado que muchos proyectos se inician sin disponer de los recursos o los conocimientos suficientes, o bien “surgen de la necesidad” y luego no son capaces de consolidarse.

Además, ha recordado que Andalucía ha partido de un tejido empresarial con “menos fuste” que el de otros territorios, y también hay un problema de “déficit” de educación empresarial.

El informe GEM enumera también condiciones del entorno que favorecen el emprendimiento, y entre ellos señala que la situación del mercado laboral ocupa el primer lugar entre los factores que facilitan el emprendimiento en Andalucía, junto con el clima económico y los programas gubernamentales. Con menor intensidad, los expertos valoran la apertura de mercado y barreras, el acceso a la infraestructura física, las normas sociales y culturales, la capacidad emprendedora y el entorno político, social e intelectual.

De cara a mejorar las condiciones del entorno emprendedor, los expertos entrevistados recomiendan en primer lugar el establecimiento de políticas gubernamentales adecuadas que apoyen al emprendedor, la necesidad de enfocar aún más la educación hacia el espíritu emprendedor y la capacitación de emprendedores. Además, casi la mitad de los expertos entrevistados sigue sugiriendo, como en años previos, mejoras en el apoyo financiero prestado al emprendedor.

El profesor Ruiz Navarro ha señalado que “para iniciar cualquier cosa en la vida todo empieza con una emoción”, si bien ese interés “tiene que ser compartido” y “no basta con buenas intenciones”, sino que hay que “saber, tener capacidad y recursos”, así como se requiere “tenacidad”. Además, el catedrático ha abogado por promover un discurso favorable a la creación de empresas.

VALORACIONES DE LA PATRONAL Y LA JUNTA

El presidente de la CEA, Javier González de Lara, ha valorado como “muy prestigioso” este informe y ha subrayado que en Andalucía existe “una vocación emprendedora incontestable”, aunque también adolece de “debilidades” que refleja el estudio.

Ha apuntado que el informe “ratifica lo que tantas veces decimos” desde la CEA, que es que “necesitamos crear un clima social favorable a la creación de empresas, a la actividad emprendedora, a la inversión y a generar entornos más competitivos”.

Además, ha abogado por que “los distintos responsables institucionales políticos generen esa capacidad tractora de motivación para que se puedan poner en marcha” las empresas, así como “vencer las resistencias sociales y valorar la figura del emprendedor, del empresario, para que se puedan poner en marcha sus iniciativas”.

En ese sentido, el presidente de la CEA ha aseverado que “una sociedad sin empresas, sin iniciativa privada, no puede generar desarrollo y progreso”.

Por su parte, el vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, ha destacado en su intervención la “estrategia planificada” diseñada por la Junta para fomentar la internacionalización de las empresas andaluzas, así como la investigación y la innovación en el seno empresarial y que éstas ganen tamaño.

Además, ha destacado el papel que juega la Agenda por el Empleo, “el elemento global estratégico para la planificación económica y para el impulso del crecimiento en Andalucía apoyándonos en el marco comunitario vigente hasta 2020″, y del que “cuelgan todas las iniciativas de la Junta, que abarcan todas las ramas, como investigación, internacionalización, turismo”.

En este sentido, ha señalado que la Administración debe poner las “condiciones ambientales para que las empresas se desarrollen lo mejor posible“. Así, ha señalado que el Gobierno andaluz ha enviado al Parlamento la ley de Fomento del Emprendimiento, de la que ha destacado su “objetivo educacional”.

Por otra parte, también ha resaltado la tarea de la Junta para reducir las trabas administrativas a través de la aprobación, en 2014, de una ley que ha permitido simplificar en Andalucía 64 trámites que afectan a la actividad económica y ha facilitado la constitución de empresas.

Finalmente, el vicepresidente también ha subrayado que “Andalucía ha dado una lección importante de confianza y estabilidad” con el acuerdo entre PSOE-A y Ciudadanos (Cs) que permitirá aprobar los Presupuestos autonómicos para 2018.

DETALLES DEL INFORME

Con la edición de 2016 se cumplen 13 años de la incorporación de Andalucía al proyecto GEM. Desde entonces, el equipo de la Universidad de Cádiz ha confeccionado anualmente el informe regional, realizando una evaluación comparativa con el resto de regiones españolas y países participantes en el proyecto.

En concreto, el proyecto GEM nació en 1997 a iniciativa de la London Business School y del Babson College, y, en España, a partir del año 2003, el proyecto comenzó a crecer con los equipos regionales de Andalucía, Cataluña y Extremadura, llegando, posteriormente, a cubrir la totalidad de las comunidades y ciudades autónomas. En la edición actual de 2016 han participado 65 países que abarcan el 84,9 por ciento del PIB y el 69,2 por ciento de la población mundial.

Las bases de datos acumuladas del GEM se nutren de las encuestas realizadas a más de un millón de personas en todo el mundo –más de 20.000 en Andalucía–, y de la opinión sistematizada de 20.000 expertos, más de 400 en la comunidad autónoma andaluza.