El aeropuerto de Sevilla ha superado por primera vez en su historia los 600.000 pasajeros en un solo mes. En concreto, fueron 603.741 que llegaron a la capital andaluza por avión el pasado octubre, según el balance de Aena. La cifra es un 26 por ciento superior a la del mismo periodo del año pasado, que ya fue bueno de por sí. Este increíble crecimiento se debe a la enorme apuesta de las aerolíneas por San Pablo, con más rutas programadas y más asientos a la venta.

La gran mayoría se movió a través de vuelos comerciales -que excluye a la aviación general y la ejecutiva- y de ellos, 296.344 viajaron desde o hacia alguna ciudad española. Este grupo representa el 48 por ciento del total. El otro 52 por ciento restante lo hizo en conexiones internacionales (un total de 306.258). En ambos casos el crecimiento con respecto a octubre de 2017 se situó por encima del 20 por ciento.

 

El aeropuerto de San Pablo sigue dando muestras de su crecimiento con un nuevi récord

El gran aumento de la oferta ha permitido alcanzar este récord histórico, especialmente para volar más allás de la frontera nacional. En este caso, Francia continúa a la cabeza con 73.022 viajeros transportados, casi un 19 por ciento más que hace un año. Le sigue Italia, con 58.777 viajeros que han pasado por la terminal sevillana procedentes o en tránsito hacia el país vecino. Este podio lo cierra Reino Unido, donde se han diversificado las rutas desde 2015, moviendo a un total de 46.997 en octubre, un 59 por ciento más que hace un año.

A lo largo del mes pasado, un total de 535.503 personas viajaron con compañías low cost, el 88,6 por ciento. Las tradicionales apenas tienen un peso del 11,3 por ciento y transportaron en octubre a 66.329 pasajeros.

En todo caso, este empuje ha permitido alcanzar el número de usuarios que San Pablo recibió durante todo 2017. A día de hoy ya son 5,27 millones y va camino de cerrar el ejercicio superando la barrera de los seis millones.