El 63 por ciento de las empresas de Andalucía -al igual que ocurre a nivel nacional- tiene dificultades a la hora de contratar porque “no encuentran jóvenes adecuadamente formados para los puestos de trabajo que necesitan cubrir”.

Así lo señala el estudio ‘Necesidades laborales de las empresas’, impulsado por el foro de investigación Educa 2020, la firma demoscópica GAD3 y la Fundación AXA, presentado este lunes en Sevilla por el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara; el presidente de Educa 2020, Fernando Jáuregui; el director general de la Fundación AXA, Josep Alfonso, y el secretario general de la CEA, Luis Fernández-Palacios.

Baleares, con un 82 por ciento, es la Comunidad que, de lejos, más dificultades tiene a la hora de cubrir sus ofertas laborales, y Extremadura, con un 45 por ciento, la que menos.

Los técnicos especializados son los perfiles que a las empresas más les cuesta encontrar, un 59 por ciento en Andalucía frente al 65 por ciento de la media nacional. Y estos perfiles requieren de unas titulaciones universitarias y de FP concretas.

Por su parte, las titulaciones universitarias más demandadas por las empresas en Andalucía son las de ingeniería, economía y empresa e informática. En el caso de la Formación Profesional, en Andalucía se requieren perfiles de hostelería y turismo, comercio y marketing y finanzas y seguros.

FP vs. Universidad

Especialmente acuciante es en Andalucía la necesidad de jóvenes procedentes de la universidad: un 54 por ciento de las empresas encuestadas así lo manifiestan, frente al 41 por ciento de la media nacional.

En toda España se necesitan muchos trabajadores procedentes de la Formación Profesional; sin embargo, en Andalucía los datos se antojan muy por debajo de la media. Entre jóvenes formados en FP media y superior, se necesitan en Andalucía un 34 por ciento, frente al 47 por ciento de la media nacional.

La falta de experiencia, la falta de candidatos y de competencias técnicas son las principales dificultades que encuentran las empresas en Andalucía a la hora de contratar.

El 87 por ciento de las empresas analizadas en Andalucía asegura que el déficit educativo les obliga a invertir mucho tiempo y dinero en formar a sus trabajadores, tanto los universitarios como los de Formación Profesional.

Sin embargo, todas las empresas, tanto en Andalucía como en el resto de España, con una media del 68 por ciento (63 por ciento en Andalucía), quedan más satisfechas con los trabajadores provenientes de la Formación Profesional; solamente el 36 por ciento de las empresas de esta Comunidad piensa que los estudiantes universitarios están adecuadamente formados para los perfiles que demanda actualmente el mercado laboral.

De la encuesta se desprende que la imagen de la formación profesional sigue siendo la asignatura pendiente de España entre los jóvenes y las familias, aunque no parece que esto ocurra tanto en el sector empresarial, que necesita especialistas ‘tecnológicos’ procedentes de la FP.

Optimistas

Las empresas andaluzas se revelan algo más optimistas sobre el futuro que la media de las empresas españolas, aunque la tónica general muestra que, en conjunto, la mayoría mira el futuro inmediato con esperanza.

Según este trabajo, casi el 50 por ciento de las empresas en Andalucía tiene previsto aumentar su plantilla de trabajadores en los próximos meses, frente al 47,1 por ciento de la media nacional. En España, una media del seis por ciento de las empresas piensa despedir trabajadores.

Lo mismo ocurre en Andalucía, aunque la cifra disminuye unas décimas con respecto a la media nacional, situándose en el 5,7 por ciento, y por lo tanto en el grupo de las comunidades españolas que menos previsiones de despido tienen para los próximos años. A la cola de las comunidades que más piensan despedir encontramos a Madrid, Cataluña, Castilla-La Mancha, Navarra y Castilla y León.

En cuento a sexos, aunque manteniendo la sintonía de la media nacional, Andalucía se sitúa dos puntos por debajo de la media en las comunidades que van a contratar menor número de mujeres, un 33 por ciento frente al 35 por ciento de la media nacional. Por el contrario, se contratarán un 39 por ciento más de hombres; un punto por encima dela media en nuestro país.

El sondeo cuenta con una muestra de 2.500 empresas en toda España, representando a más de dos millones de trabajadores, de las cuales 340 son de Andalucía, representando, se calcula, a unos 300.000 trabajadores.